El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Área de Compostela  |   RSS - Área de Compostela RSS

Declaran que comerciales de Mahía ofrecían pagar en negro por los inmuebles

Así lo aseguraron detectives privados contratados por la acusación de Maroñas // Creen que era algo habitual

Bello declarando ante el micrófono con acusados detrás - FOTO: Xoán Rey
Bello declarando ante el micrófono con acusados detrás - FOTO: Xoán Rey

M.M.O./EFE SANTIAGO   | 23.05.2019 
A- A+

Continúa en la sección sexta de la Audiencia en Santiago el juicio contra Ramón López Casal y otros cinco acusados de delitos societarios, para los que se piden entre nueve y doce años de cárcel, más multas. Y ayer los protagonistas fueron los detectives privados contratados por la acusación de Maroñas, al afirmar que, tras hacerse pasar por compradores para observar las prácticas comerciales de la empresa, diversos comerciales les ofrecieron sin que ellos lo solicitasen la posibilidad de pagar parte de los inmuebles en dinero negro, "una práctica que parecía habitual".

Los hechos comenzaron el 27 de septiembre de 1989, cuando se constituye Mahía Inmobiliaria, dedicada a la promoción y construcción de viviendas en Área y a la adquisición de fincas, con una participación accionarial del 34 % por parte de Maroñas y del 33 % por parte tanto de Antonio Bello como de E.C.C. Dos años después, López Casal adquirió las acciones de este último, y pasó a ser el administrador único de la sociedad; posteriormente, el principal acusado fue creando (siempre presuntamente) un grupo empresarial con múltiples sociedades participadas por los tres socios.

En paralelo, López Casal también alumbró "con la eficaz colaboración" de los demás acusados (PE.B.I., MA.R.P., I.R.P., y P.L.F, M.L.F.) varias firmas de las que no tenían conocimiento los socios y hacia las que, paulatinamente, habría ido desviando el negocio.

supuesta envidia al acusado

•••El socio fundador de Mahía Inmobiliaria, Antonio Bello, aseguró ayer ante el juez que su socio -y denunciante del conocido como Caso Mahía- Manuel G. Maroñas se querelló contra el principal acusado, Ramón López Casal, porque "le tenía envidia", si bien él decidió "mantenerse neutral". "Maroñas quería que enmarronara a López Casal y lo echásemos fuera, pero yo no tenía esa confianza en él", ha dicho como testigo.

•••Maroñas interpuso en el año 2004 una denuncia contra López Casal, administrador único de Mahía Inmobiliaria, acusándole de haber desviado la actividad del grupo a otras empresas participadas por él y los otros cinco trabajadores sin avisarle a él y a Bello de esta práctica. Sin embargo, Bello ha señalado que tenía conocimiento de alguna de estas actividades, como la compra de un terreno por parte de Mahía para ser vendido posteriormente a una empresa de López Casal.