El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Área de Compostela  |   RSS - Área de Compostela RSS

Juan Carlos Quer y su hija Valeria se fortalecen entre abrazos recordando a Diana

Cientos de personas participaron en un minuto de silencio en el Obradoiro // Mensaje en pro de la prisión permanente revisable

Valeria recibe el abrazo de dos niñas ante la mirada de su padre, Juan Carlos Quer, izqda., en Santiago - FOTO: ANTONIO HERNÁNDEZ
Valeria recibe el abrazo de dos niñas ante la mirada de su padre, Juan Carlos Quer, izqda., en Santiago - FOTO: ANTONIO HERNÁNDEZ

SUSO SOUTO SANTIAGO   | 17.11.2019 
A- A+

Juan Carlos Quer y su hija Valeria recibieron ayer el calor, el afecto y la solidaridad de cientos de personas en la compostelana Praza do Obradoiro tras el multitudinario acto en el que se guardó un minuto de silencio en memoria de Diana.

Era, como él había pedido en las redes sociales, el momento de honrar la memoria de su hija y la de "tantas otras jóvenes asesinadas, para que no se repita" y "para que nunca se olvide". Era, pues, un acto para recordar a aquella joven que acababa de estrenar la mayoría de edad y que estaba preocupada porque había suspendido una asignatura, la misma que Jorge Gutiérrez, su compañero de clase, con el que se estaba mensajeando a través del móvil el 22 de agosto de 2016, día en que el rianxeiro José Enrique Abuín Gey El Chicle se cruzó en su camino cuando regresaba a casa de disfrutar de las fiestas de A Pobra.

"Para que nunca más le hagan una brutalidad así a una mujer", gritó Valeria. "Nos sentimos súper arropados, lo que más feliz nos hace ahora es que estéis aquí por mi hermana", dijo visiblemente emocionada, pero con la suficiente fuerza para añadir: "Por las mujeres, por la protección. Gracias por darnos cariño, apoyo, todo". Su progenitor, por su parte, dio las gracias al pueblo español, y especialmente al gallego, por la solidaridad, respaldo y cariño que recibió y recibe cada día la familia e invitó a todo el que quiera a venir a esta Comunidad porque "este individuo es un hecho aislado al lado de la bondad de tanta gente de aquí".

"Fuerza", "ánimo", "estamos con vosotros", han escuchado ambos, mientras se sucedían los abrazos, los besos y palabras de ánimo.

Entre los asistentes estaba el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda.

Pero ayer era también el momento de pedir Justicia. Quer (que desde el inicio del juicio que se celebra en la Audiencia se abstiene de hacer declaraciones sobre el proceso) volvió a incidir, eso sí, en su mensaje para que se mantenga la prisión permanente revisable, "porque hay que hacer una gran labor educativa", señaló. "Que nadie pueda volver a cometer actos tan brutales de violencia contra la mujer", reclamó. Tras lamentar que "a Diana por desgracia nadie le va a reponer la vida", dijo que "la condena de este depredador sí ha de ser una certidumbre para la sociedad".