El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Área de Compostela  |   RSS - Área de Compostela RSS

Lunes de barro para un San Martiño de Teo que resiste

Tratantes de caballos lamentan la parca afluencia al coincidir en lunes // El mal tiempo obligó a suspender actividades en las vísperas // Monturas mezcla de español desde mil euros // Laureano Oubiña animaba a la lectura

Tratantes, monturas y público en la parte más elevada de la carballeira de Francos ayer - FOTO: Sangiao
Tratantes, monturas y público en la parte más elevada de la carballeira de Francos ayer - FOTO: Sangiao

M. MANTEIGA  | 12.11.2019 
A- A+

"Menos xente, poucas vendas". Fue la frase más repetida entre los tratantes de equinos en el San Martiño de Teo consultados ayer por este diario, si bien hacían constar que el hecho de que se celebrase en lunes, no ayudó demasiado. Eso sí: pulperías hubo a aburrir (hasta siete se dieron cita), más multisectorial de aperos y maquinaria agrícola, títeres, rosquillas o complementos que volvieron a destacar en esta feria centenaria que aguanta más por su tirón que por la compraventa de animales.

"Que canto pode valer un cabalo mezcla español? A ver, iso é como cos coches, porque o prezo varía moitísimo, e poden ir dos mil ata os dous mil euros", aportaba un tratante, siendo secundado por un vecino de Oroso que vendía su jamelgo por una cantidad incluida en la horquilla de precios. Más económicas fueron las monturas enxebres que, al igual que los ponis o burros, podían encontrarse por entre 200 y 400 euros. Y todo ello al filo del mediodía, cuando aún se daban cita un centenar de equinos y el barro perimetraba la parte alta de la carballeira de Francos. Porque lluvia no hubo demasiada ayer, pero sí en las jornadas previas a la efeméride, lo que obligó al Concello a suspender o posponer los paseos en ponis, el certamen de salto equino, así como una ruta a pie prevista.

Este ferial fue ya documentado en el siglo XVI, y en 1557 ya constaba su celebración en protocolos notariales "que recollen documentos de carácter fiscal en relación co pago das alcabalas, os impostos que gravaban as transaccións comerciais dos cabalos na feira e que debían pagar a medias o comprador e o vendedor", indican desde el Ayuntamiento de Teo. Recuerdan que inicialmente existían tres feiras, como consta en el Catastro de Ensenada: dos de ellas en primavera (la de Pascua de Flores y la del Espírito Santo o Pentecosté) y una feria en otoño: la que ayer llegaba a su fin. "A Feira de San Martiño, en novembro, pechaba un calendario anual para os tratantes de gando" que incluía a Padrón e Compostela".

En cuanto a la elección de Francos como marco de la cita, las fuentes locales aseguran que responde a que la localidad "gozaba dunha situación xeográfica e administrativa singular", a pie de una de las vías que recorría Galicia de norte a sur -base hoy del Eixo Atlántico-, encrucijada además de caminos desde tiempos de los romanos. La explicación más comúnmente aceptada es que, simplemente, se buscó una nueva localización para la compraventa de monturas intentando esquivar las cargas tributarias que gravaban a las ya existentes en Área.

En el apartado de anécdotas, y además de la escasa afluencia de público en la carpa municipal, las retenciones por un accidente en Casalonga, está la presencia de Laureano Oubiña con un puesto propio donde comercializaba su libro Toda la Verdad, a 20 €, y camisetas a 10. No hubo forma de sacarle cómo se le estaba dando el chollo, pero se le veía animado. Porque además de ayudar a dar con la talla a su clientela, ofrecía consejo: "Neste país lese pouco; hai que ler máis". Así de claro.