El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Área de Compostela  |   RSS - Área de Compostela RSS

A Maía evocará la Batalla de Altamira con la Diputación

En 2021 llegará el 550 aniversario de la contienda entre el Arzobispado de Santiago y una nobleza que quería reconstruir las torres // Buscarán que la cita coincida con el acondicionamiento, los nuevos usos y puesta en valor del conjunto

Restos de la fortaleza desde uno de los habitáculos
Restos de la fortaleza desde uno de los habitáculos

O.D. VILLAR   | 31.10.2019 
A- A+

Xosé Luís Penas, diputado de Contratación de la Diputación de A Coruña, se reunió con personal técnico y político de los municipios de Brión y Ames para preparar la conmemoración de la Batalla de Altamira. La celebración girará alrededor de las Torres de Altamira, propiedad de la Institución provincial, dentro del proyecto global que se prepara alrededor del monumento.

Fue el día 13 de junio de 1471 cuando se disputaba una gran batalla a los pies de la citada fortaleza, un acontecimiento histórico que los ayuntamientos de Ames y Brión, junto con la Administración coruñesa, quieren conmemorar con especial atención la cita ya que, en el año 2021 llegará la conmemoración de los 550 años de historia. Precisamente, Penas hacía hincapié en que "a nosa proposta é encaixar a conmemoración e os actos que se desenvolvan arredor dese acontecemento histórico no proxecto integral para a mellora, acondicionamento, novos usos e posta en valor das Torres de Altamira que forman parte do patrimonio da Deputación da Coruña", dijo.

Asimismo, la institución que preside Valentín González Formoso, a través del área de Contratación e Patrimonio acomete actualmente un estudio por parte de personal técnico para analizar las posibilidades de actuación de cara a mejorar tanto el bien patrimonial, como su entorno, apostando por su puesta en valor y también acondicionándolo para posibles nuevos usos, entre ellos el aniversario de la batalla.

Hay que recordar que la batalla tuvo lugar el 13 de junio de 1471 en diversos escenarios y estuvo propiciada por sucesos previos que tuvieron su origen en el deseo de Lopo Sánchez de Moscoso de reconstruir las torres de Altamira, provocando la furibunda reacción del arzobispo que se oponía al castillo a las afueras de Santiago. Los restos del castillo están considerados Bien de Interés Cultural y ubicados en un espacio privilegiado que los convierte en un destacado mirador sobre el Val da Maía. Se construyó en el siglo IX sobre lo que fue un castro, siendo derribado en el siglo XIV y reconstruido de nuevo en 1471. La edificación llegó a contar con seis torres y una muralla rodeando un suntuoso pazo, al que se incorporó en el fin del siglo XVI bajo encargo del V Conde de Altamira a la capilla de los Reyes Magos, donde eran enterrados en panteones los nobles propietarios. A partir del siglo XVII, los condes dejaron de habitar el castillo.

Posiblemente un incendio en el siglo XVIII contribuiría al deterioro del bien que a finales del siglo XIX fue utilizado como cantera para la construcción. En la actualidad se conserva sólo una muy derribada estructura consistente en una gran torre con bóveda de cañón; la pared de un corredor en el que se conserva una portada gótica con una ventana ogival, el pozo del castillo, así como la base de la fortificación de una cantería propia del siglo XV.

La casa de Altamira vendió las torres en 1872, que a su vez adquiría la Diputación de A Coruña en el año 1973, acometiendo su limpieza y consolidación.