Jueves 17.10.2019 Actualizado 10:01
Google    

El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Área de Compostela  |   RSS - Área de Compostela RSS

Mata a tiros a su exmujer, a la hermana y a la madre de ambas en Valga

El autor del triple crimen, de 45 años, se entregó a la Guardia Civil // Inició el ataque cuando su expareja salió de casa para llevar al colegio a sus hijos, de ocho y cuatro años // El arma utilizada fue hallada en el río Tambre

Agentes de la Guardia Civil inspeccionan el lugar del suceso, en el que puede verse uno de los cadáveres. A la derecha, dos de las víctimas y el supuesto agresor - FOTO: SANGIAO
Ver galería
Agentes de la Guardia Civil inspeccionan el lugar del suceso, en el que puede verse uno de los cadáveres. A la derecha, dos de las víctimas y el supuesto agresor - FOTO: SANGIAO

SANTIAGO. REDACCIÓN/AGENCIAS  | 16.09.2019 
A- A+

Un hombre de 45 años, José Luis Abet Lafuente, ha matado supuestamente a tiros en la mañana de este lunes a su exmujer, y a la madre y a la hermana de ésta, en el municipio pontevedrés de Valga, en presencia de sus dos hijos menores, de cuatro y ocho años. Según han informado a Europa Press fuentes de la investigación, los hechos sucedieron a primera hora de la mañana de este lunes en la parroquia de Carracido, en el lugar de Cordeiro, cuando la mujer abandonaba su domicilio para llevar al colegio a sus hijos menores, de cuatro y siete años. En una finca anexa, la víctima ha sido sorprendida por su exmarido, del que se encontraba en trámites de separación, y que le ha disparado con un arma corta (fue hallada posteriormente en el río Tambre). En ese momento, según la primera reconstrucción, han salido en su ayuda su madre y su hermana, que también han recibido disparos mortales en presencia de los dos niños.

Las fallecidas son Sandra Boquete Jamardo, tenía 39 años, su madre, María Elena Jamardo Figueroa, que tenía 58, y la hermana de la primera, Alba Boquete Jamardo, de 27 años. Todas son naturales del lugar de Campaña, en el mismo municipio de Valga, si bien la ex pareja del presunto asesino se había mudado con él al lugar del crimen. La pareja estaba en trámites de divorcio, pero no constan denuncias previas ni órdenes de protección en vigor, según confirman fuentes judiciales. Llevaban dos años separados. Él vivia con sus padres en la casa de Bertamiráns, aunque seguía empadronado en Valga. Algunos parientes le definen como un tipo agresivo y acosador. Era su segundo matrimonio y tenia otro hijo del anterior.

Jose luis Abet, tras cometer el crimen, se traladó a su casa de Carballido, Bertamiráns (Ames), desde donde llamó a la Guardia Civil, confesó el crimen y fue detenido y trasladado al cuartel de Milladoiro. Desde allí, sobre las 11:50 horas, fue trasladado a la Comandancia de Pontevdra y este martes pasará a disposición del juzgado de Caldas de Rei. El juez decretó el levantamiento de los cadaveres sobre las 13:00 horas y al parecer serán trasladados al provincial de Conxo para las autopsias. El Concello celebra esta tarde un pleno para decretar luto.

NO TENÍA PERMISO PARA EL ARMA

El presunto asesino de Valga (Pontevedra) disparó contra su exmujer y contra la madre y la hermana de ésta con un arma corta para la que no consta que tuviese permiso. Así lo ha confirmado, en declaraciones a los medios, el delegado del Gobierno, Javier Losada. 

SIN DENUNCIAS PREVIAS

Los servicios de emergencias recibieron la primera llamada de alerta poco después de las 8,00 horas, procedente de Valga. La exmujer del detenido tenía 39 años, mientras que la madre tenía 58 y la hermana 27 años.

La pareja estaba en trámites de separación, pero no constan denuncias previas ni órdenes de protección en vigor, según han confirmado a Europa Press fuentes judiciales. La comitiva judicial y los investigadores trabajan en la zona.

De confirmarse oficialmente, este sería el tercer caso de violencia de género registrado en Galicia en lo que va de año. Se da la circunstancia de que la primera víctima, el 10 de marzo, se produjo también en Valga y fue asesinada también con arma de fuego, mientras que el segundo caso, el 21 de julio, tuvo lugar en Vilalba (Lugo).

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, se desplazó este lunes hasta la localidad pontevedresa.