El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Área de Compostela  |   RSS - Área de Compostela RSS

Medio Vilar de Francos, sin firme

Vecinos de la antigua aldea teense reiteran su malestar por el olvido municipal // Sólo se asfaltó un tramo en 2019

FOTO: C.G.
FOTO: C.G.

O. D. VILAR  | 15.01.2020 
A- A+

"Aquí os operarios dixeron que asfaltaban ata onde chegaran os cartos, e logo marcharon", recuerda un vecino de Vilar de Rúa de Francos (Calo, Teo) una antigua aldea que tiene casi la mitad de sus travesías reventadas -y con hierba creciendo entre los socavones- a la espera de que se adecenten como el resto de vías interiores de la misma localidad.

Y es que los residentes que han tenido la mala suerte de que sus casas se asienten en esos tramos olvidados han vuelto a levantar la voz, y exigen como mínimo el mismo trato que el resto de los teenses... y, de paso, la prometida rotonda que Fomento anunció hace un año para acabar con la inseguridad. "Chegaron e puxeron os carteis para asfaltar despois de moito pelexar, e agora levamos case que un ano á espera de que rematen", abundan las mismas fuentes, que también dejan claro no sólo que han insistido a pie de dependencias municipales por lo que les corresponde por derecho, sino que piensan seguir haciéndolo "aínda que non queiran os do goberno municipal".

Aseguran que "a xente está moi queimada" y también que "este é un claro caso de discriminación: ou se traballa para todos os veciños ou para ninguén", insisten. Curiosamente, la parte en la que se ha renovado el firme es la que corresponde con el tramo principal de subida y bajada, evidente para cualquier automovilista que atraviese la localidad. Pero tras pasar una de las curvas interiores, aparecen el resto de pistas de la vergüenza -por llamarles de alguna forma- en las que se percibe la tierra que existe debajo del asfalto, hasta el punto de que crece la vegetación.

También vuelven a insistir en que se juegan la vida cada vez que quieren coger el bus en la marquesina que está del otro lado de la N-550, y reclaman soluciones a la espera de la tan cacareada glorieta, aprobada y pendiente de licitar -según el propio Ministerio de Fomento- desde principios del año 2019 en el Cruce do Espiño.