El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Área de Compostela  |   RSS - Área de Compostela RSS

Miles de romeros acudieron a su cita con la Virgen de O Corpiño

Para que la santa les quite el 'meigallo', los fieles lanzaron pétalos y cumplieron el ritual de tocar el manto // Calor y multitud provocaron algunos desmayos

Miles de devotos participaron en la procesión de la Virgen por los alrededores del santuario mariano de Lalín - FOTO: SANGIAO
Miles de devotos participaron en la procesión de la Virgen por los alrededores del santuario mariano de Lalín - FOTO: SANGIAO

S. ELVIRA LALÍN   | 25.06.2019 
A- A+

Miles de fieles, unos cinco mil según estimaciones de la Polícia Local, asistieron a su cita anual con la Romaría do Corpiño, una de las más populares de Galicia y que vivió ayer el día grande en Santa Baia de Losón (Lalín). Una jornada llena de actos en la que no faltó la tradicional procesión en la que los devotos aprovechan para lanzar pétalos y tocar el manto verde y dorado de una Virgen que, según la tradición, les cura sus males y quita el meigallo. Un año más, sólo los desmayos, por el calor y la multitud, cerraron un débil parte de incidencias.

Como cada 24 de junio, el santuario de O Corpiño, que en 2018 celebró el Año Santo Jubiliar Mariano, se vistió de gala para recibir a los miles de devotos que no querían perderse su cita anual con la santa.

Desde las 09.00 horas se celebraron oficios religiosos y, al mediodía, la misa solemne, que fue presidida por el obispo Monseñor Alfonso Carrasco Rouco y cantada por el Coro Nuestra Señora de O Corpiño.

Posteriormente llegaron la petalada, la procesión y la ofrenda-baile a la Virgen. Velas y pañuelos se movían entre la emoción de los fieles que esperaban el paso de la santa y, al son de la banda, la imagen salió y dio la vuelta a la ermita.

Los asistentes se afanaban en pasar varias veces (siempre un número impar) por debajo de la imagen, y aprovechaban el momento para tocar su manto. Tiene fama de curar enfermedades del alma, como el mal de ojo, depresiones, hechizos o posesiones diabólicas. Por eso, al evento lo llaman también la festa do meigallo.


LIPOTIMIAS. Un año más, el dispositivo de seguridad lo integraron agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local y efectivos de Protección Civil, junto con cofrades y personal de protocolo que se encargaron de que la jornada discurriera con normalidad. Las ambulancias desplazadas a la zona atendieron a alrededor de una decena de romeros que sufrieron lipotimias y bajadas de tensión a causa del calor y las aglomeraciones, aunque no hubo incidentes de gravedad. Tan sólo en dos casos hubo que trasladar a los pacientes.

Tras la comida campestre, por la tarde, continuaron las misas. Los actos en honor a la Virgen del Corpiño continuarán el próximo domingo, 30 de junio.