El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Área de Compostela  |   RSS - Área de Compostela RSS

Reunión ordense con cerca de 370 equinos en Ardemil

Se llevaron los principales premios Julio González, Alberto García, Sergio Freire, Adrián Martínez, Darío Casas y ganaderías como Freire Abad // Procesión en honor a San Antonio // Hubo música y gran exaltación del tocino

Algunos de los participantes en la ruta equina convocada en la localidad ordense - FOTO: C.D.O.
Algunos de los participantes en la ruta equina convocada en la localidad ordense - FOTO: C.D.O.

O.D.VILLAR   | 05.06.2018 
A- A+

La localidad ordense de Ardemil acogió el pasado fin de semana la octava edición de una Xuntanza Cabalar que este año reunió a más de 130 jinetes en las distintas pruebas que se disputaron en este fin de semana. A esta cifra, además, hay que añadir alrededor de 220 equinos que se sumaron a la ruta y los más de veinte que integraron los concursos de pura cepa gallega. "En total, uns 368 cabalos", aportaban desde la asociación cultural Cabaleiros de Ardemil.

La celebración de esta cita anual arrancó en la noche del viernes con una gran fiesta en la que no faltó la música y el reparto de tocino entrefebrado, un clásico ya en la reunión, entre los vecinos y organizadores de la exaltación. Ya el sábado, desde primeras horas de la mañana, arrancaban los preparativos para las carreras. Concursos morfológicos de pura cepa gallega; pruebas de andadura chapeada libre, serrada libre y de trotadores o concurso de barriles, entre otros. En total se repartieron unos 2.500 euros en premios, además de entregarse las copas Joaquín González Troncoso, Ferralla Lois, Restaurante Avelino, y la de Escavacións e Obras Marcos.

En cuanto a los principales clasificados, reseñar los triunfos de Darío Casas, con Bandolero, en andadura serrada; de Sergio Freire, a lomos de Zeus, en andadura chapeada; de Julio González que, gracias a su caballo Castaño, se llevaba el apartado de trotes de trotones, mientras que en la divertida gincana de barriles venció Alberto García, gracias a su equino Brisa.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt