El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Área de Compostela  |   RSS - Área de Compostela RSS

Uno de los últimos cesteros de Noia

El artesano Ramón Pérez aprendió a elaborar objetos de mimbre cuando era niño siguiendo la tradición familiar, pero no se dedicó a ello hasta hace 20 años.

Ramón Pérez, con un cesto en la mano, con dos amigos, el pasado jueves en su puesto de venta.  - FOTO: P.S.
Ramón Pérez, con un cesto en la mano, con dos amigos, el pasado jueves en su puesto de venta. - FOTO: P.S.

MANUEL GIL  | 03.11.2013 
A- A+

Es uno de los últimos cesteros artesanos que queda en Noia. Tiene el taller en su propia casa y hace y vende todo tipo de cestas de mimbre. Se llama Ramón Pérez Gallardo y aprendió el oficio cuando era casi un niño siguiendo la tradición familiar, aunque no se dedicó de lleno a esta labor hasta hace veinte años cuando se jubiló en las plataformas petrolíferas en las que trabajaba como jefe de cocina.

A sus 70 años es prácticamente el último o uno de los últimos artesanos de Noia que utiliza el mimbre como materia prima y la transforma en cestas. Ramón Pérez se instala todos los jueves y domingos (los dos días de mercadillo) en las inmediaciones del IES Virxe do Mar, donde ofrece sus cestas a unos precios que oscilan entre los 5 y 14 euros, en función de las horas de trabajo que haya empleado en confeccionar la pieza y de su tamaño.

La industrialización y sobre todo la llegada de nuevos materiales como el plástico hizo decaer en gran medida el sector de la cestería tradicional tan boyante hasta los años 50-60 del pasado siglo. "Es un trabajo manual que la maquinaria y la llegada del plástico hizo casi desaparecer los objetos de mimbre como a otras piezas artesanas", señala.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt