Jueves 17.10.2019 Actualizado 10:16
Google    

El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Área de Compostela  |   RSS - Área de Compostela RSS

Vecinos de Valga tildan a Abet de violento, pero en Carballido lo ven como "moi traballador"

Su familia regentó un bar en Castrigo, y él se dedicaba a las obras y alimentación

Cientos de personas se concentraron ayer ante al Ayuntamiento de Valga - FOTO: Lavandeira jr
Cientos de personas se concentraron ayer ante al Ayuntamiento de Valga - FOTO: Lavandeira jr

O.D. VILAR AMES  | 17.09.2019 
A- A+

Eran conocidos como Os Abetes de Castrigo, una localidad cercana a Bertamiráns donde la familia Abet-Lafuente regentó un bar muy cerca del estadio local. José Luis, el mayor de los cuatro hermanos, era reservado... y hasta ahí llegan los consensos. Mientras en Valga lo tildan de "controlador y violento", en la localidad donde ahora está la casa familiar subrayan que "era boa persoa, nada conflictivo e moi traballador".

La madre y parte de la familia, que se vio sacudida por la muerte del padre en febrero de este mismo año, residía a unos cientos de metros de la capital local, en Carballido. El acceso a la vivienda se encontraba ayer precintado y vigilado por la Guardia Civil, que reseñó que al resto de allegados "no le vais a hacer un favor" al hilo de los hechos confesados por José Luis. El reo, por su parte regentó en su día una tienda de alimentación en Bertamiráns, y también contaba con un negocio en Caldas, dedicado a los revestimientos.

En cuanto al espinoso asunto de los antecedentes, desde luego no existen en el ámbito de la violencia sexista (no hay constancia ni en los Servizos Sociais de Valga, ni en el Concello ni en la Guardia Civil), y acaba de confirmarse que sí que estaba divorciado de la víctima, y residía con su madre desde la separación. Sin embargo, parece que en su día tuvo problemas con la Justicia, con antecedentes de no mucho calado relacionados con el robo de combustible y chatarra, a pesar de que desde su entorno aseguraban que era "otro" familiar el díscolo de la zona.

Por lo de pronto, pocos han querido hablar dando la cara en el entorno de José Luis Abet Lafuente a la espera ahora de un juicio por triple homicidio... en el mejor de los casos.

CRONOLOGÍA

41 víctimas este año

En lo que va de año, 41 mujeres han sido asesinadas en España por sus parejas o exparejas, tres de ellas en Galicia, ya que la exsuegra y exnuera del último asesino de Valga no formarán parte de las estadísticas oficiales de la violencia de género, sino que se contabilizarán como crímenes domésticos. Además de Sandra Boquete, este año también han sido asesinadas en Galicia: María José Aboy Guimarey a quien mató su marido en la parroquia de Setecoros (Valga) en marzo y después se suicidó, y María del Carmen Vázquez asesinada por su pareja en Vilalba en julio. El hombre también se ahorcó.

OTROS ATAQUES

Agresiones no mortales

También en este 2019 otras gallegas sufrieron fuertes agresiones machistas, aunque por suerte no mortales. Es el caso una mujer que trabajaba en las oficinas de Unións Agrarias de Vimianzo y que fue acuchillada presuntamente por su expareja. La víctima consiguió dar aviso a un par de personas que pasaban por la zona y que alertaron a la Guardia Civil. Fue traslada y estabilizada en el hospital. Horas después de huir, el agresor fue detenido.

MADRE E HIJA

Perfil de las víctimas

Las otras dos víctimas que no figurarán en la lista de las muertes por violencia de género eran dos mujeres muy apreciadas en su entorno. La joven Alba Boquete tenía abierta una consulta de logopedia en Pontecesures y colaboraba, habitualmente, con la asociación Amencer-Aspace. Su madre, Elena Jamardo, ama de casa, había emigrado a Suiza con su marido y al regresar se instaló en Valga. Acababa de superar un cáncer de mama.

Alberto Nuñez Feijóo PRESIDENTE DE LA XUNTA DE GALICIA "Es una aberración... Todo nuestro cariño a la familia de las tres asesinadas. Basta ya de violencia machista"

Pedro Sánchez PRESIDENTE DEL GOBIERNO "Terrible. Tres mujeres asesinadas de una familia... No pararemos hasta poner fin al machismo criminal"

Ana Pontón PORTAVOZ NACIONAL DEL BNG "Hai que mobilizarse e pedir máis medios e recursos en educación para acabar con este sistema patriarcal"

Carmela Silva presidenta diputación Pontevedra " Hay que lograr un compromiso de que no se va a pactar con quienes niegan las violencias machistas"