El Correo Gallego

Noticia 121 de 126 noticia anterior de Noia Área de Compostela » Noia

Noia despidió ayer al joven y a su suegra fallecidos tras chocar contra un edificio

Desde el Concello se tramitarán ayudas de emergencia para los hijos que deja Evelyn

E. POUSO   | 26.02.2019 
A- A+

Noia. Noia despidió ayer a Heriber Pujols Santos (de 21 años) y a Evelyn Violeta Greenaway Peña (de 41), las dos personas fallecidas en el accidente de tráfico que se produjo en la madrugada del domingo en el lugar de Obre, en Noia. A las 12.00 horas tuvo lugar un emotivo funeral en la iglesia de San Martín y, posteriomente, recibieron sepultura en el cementerio municipal.

El joven, peluquero de profesión e hijo de la gerenta del bar Caribe de Noia, conducía el Renault Mégane negro que chocó contra una vivienda al salirse en la vía AC-550, a la altura del punto kilométrico 74. Junto a él viajaba su suegra, que era camarera en el bar de la lonja de Testal y había trabajado en otros negocios de la villa. Ella deja un hijo y una hija menores, esta última era la novia del conductor fallecido y está embarazada.

Un familiar se hará cargo de ellos y vecinos y amigos colaborarán para que ambos puedan continuar con sus estudios en el IES Campo de San Alberto. "Desde Asuntos Sociais van tramitar unhas axudas de emerxencia para os rapaces que serán ao redor dos 300€ para cada un. Ela, que agora ten 17 anos, cando cumpra 18 poderá acceder a renta de inclusión social de Galicia", explicó el alcalde de Noia, Santiago Freire.

Punto negro. Casualidad o no, el viernes otro vehículo se salió de la vía unos metros antes del lugar donde perecieron Heriber y Evelyn. El coche chocó contra un poste de la luz, pero su conductor corrió mejor suerte. La Policía Local afirmó que en ese punto "xa houbo máis saídas de vía, coches que tras pasar a curva invisten contra o edificio. Neste caso, con tal mala sorte, colisionaron contra a columna".

Aunque las causas del accidente se desconocen, todo apunta a una distracción del conductor.