El Correo Gallego

Noticia 65 de 130 noticia anterior de Porto do Son Área de Compostela » Porto do Son

Héroe en la mar tras salvar a cinco náufragos en O Son

Perol rescató a pescadores del 'Divina del Mar', que encalló el pasado martes // Su hazaña ha recibido gran reconocimiento

Juan Perol, de 18 años, rescató a cinco pescadores de un barco naufragado - FOTO: S.
Juan Perol, de 18 años, rescató a cinco pescadores de un barco naufragado - FOTO: S.

MARTA TORRES   | 16.11.2019 
A- A+

Hay tragedias que marcan vidas para siempre. La ocurrida el pasado martes en Porto do Son, en la que perdió la vida un tripulante del Divina del Mar, quedará grabada en la de Juan Perol. Salvamento Marítimo daba a conocer ayer la historia de este joven sonense, de 18 años de edad, que salvó la vida de cinco pescadores de aguas del Atlántico.

Para los marineros de Portosín, donde tiene base el cerquero embarrancado, se trataba de una jornada de trabajo más, aunque de poca pesca y marcada por las inclemencias meteorológicas anunciadas. Juan lleva cuatro meses embarcado en el Ardorán, cuyo patrón es Eduardo Carreño. Aquel fatídico día, sobre las 4.00 de la madrugada, ya de vuelta y cuando se acercaban a tierra, reciben una llamada de emergencia. La situación era grave, el pesquero Divina del Mar, al mando precisamente del hermano de Eduardo Carreño, Iván Carreño, había encallado en las proximidades del Castro de Baroña.

El deber de auxilio en el mar hizo que los barcos se aproximaran a la zona del suceso de inmediato. Cuando llega al lugar el buque en el que navega Perol se oyen voces dentro del barco y no lo duda. Junto a su compañero Ismael embarcan en la lancha y se dirigen al Divina del Mar. Lanzan el cabo, la rompiente es dura y los ocupantes están muy nerviosos. Juan e Ismael hacen dos viajes: primero auxilian a tres pescadores y en el siguiente a otros dos. Tres saben que han llegado a tierra por sus propios medios, pero José Manuel no tuvo la misma suerte. Se lanzó al mar tras el viraje del barco y falleció al golpearse contra las rocas.

"Todos los barcos pesqueros de la zona estábamos allí, pero no pudimos hacer nada", se lamenta Perol. Desde el Centro de Salvamento su tío Ignacio, controlador, está en aviso y llama a la familia para que no se preocupe.

Aunque asegura que "no he hecho nada que no hubieran hecho por mí", su valentía y coraje, a su corta edad, le hacen merecedor de todos los reconocimientos. Para sus compañeros, familiares y vecinos de O Son ya es un héroe.

FUTURO

El mar es su mundo

De familia pesquera, Juan Perol comenta que le "apetece aprender bien el oficio y conocer la mar, pero quiero seguir formándome". Convencido de que este es su mundo, el joven ya sueña con ser algún día maquinista de un gran barco.