Miércoles 16.10.2019 Actualizado 18:50
Google    

El Correo Gallego

Noticia 7 de 60 noticia anterior de Rianxo Área de Compostela » Rianxo

Sellado en Rianxo el bipartito BNG-PSOE con diez concejalías

Maricarmen Figueira será la primera teniente de alcalde de Muíños, con dedicación exclusiva

Suárez, izqda., Pardavila, Ferrón, Pillado, Vilas y Mariño - FOTO: ECG
Suárez, izqda., Pardavila, Ferrón, Pillado, Vilas y Mariño - FOTO: ECG

SUSO SOUTO   | 13.06.2019 
A- A+

Los últimos comicios municipales cambiaron poco el escenario político en Rianxo, donde el BNG del candidato a la reelección, Adolfo Muíños, mantuvo sus 6 escaños, el PSOE de Maricarmen Figueira sus 4 y Rianxo en Común sus 2, frente a un PP que perdió uno para dar entrada a C's.

Pero, si en el anterior arco plenario los nacionalistas agotaron la legislatura en minoría con comodidad, esta vez han logrado alcanzar un acuerdo para un gobierno de coalición con los socialistas, que fue sellado ya por las respectivas asambleas de militantes.

En virtud de esta alianza, el ejecutivo pasará de 6 a 10 concejalías (6 para el Bloque y 4 para el partido del puño y la rosa). Figueira será la primera teniente de alcalde y tendrá dedicación exclusiva, igual que el regidor. Habrá, además, dos dedicaciones parciales. En las próximas semanas se diseñará el reparto proporcional de las carteras en base a la representatividad.

 


VILAS, CON MARIÑO. En cuanto a Ribeira, dos representantes del PSOE (José Manuel Vilas y José Manuel Suárez) y dos de Suma Ribeira (Xurxo Ferrón y Celia Pillado) acudieron ayer a la reunión convocada por el alcaldable del PBBI, Vicente Mariño, con la intención de éste de buscar a la desesperada un acuerdo para desbancar al popular Manuel Ruiz de la alcaldía.

Y ello a sabiendas de que el socio indispensable (el BNG) ya dejó claro que se abstendrá el sábado... y a pesar de que los socialistas se comprometieron en asamblea ante su militancia a votar a su propio cabeza de cartel. Esta desconcertante maniobra del partido del puño y la rosa se produce después de que Vilas asegurase que su formación "segue aberta á posibilidade de apartar ó PP da alcaldía". La gran pregunta es cómo, pues las matemáticas también imperan en política y, sin los dos votos del Bloque, no salen los once necesarios para la mayoría absoluta.

Tras la cita, Vilas dijo que "no hubo ningún punto de encuentro" y Mariño, que "si Ruiz es proclamado el sábado, lo será gracias a la actitud del BNG".

De modo que, salvo sorpresas de última hora, el líder popular tiene despejado el sendero hacia la investidura. Pero, puesto que habrá de gobernar de nuevo en minoría, el alcalde en funciones empezó a planificar la estabilidad para la próxima legislatura.

En este sentido, ha ofrecido al Partido Socialista y Bloque un abanico de alternativas con diferente grado de implicación, que van desde su entrada en el gobierno con acuerdos programáticos hasta pactos puntuales para el nuevo mandato, pasando por compromisos anuales o presupuestarios.