El Correo Gallego

Noticia 235 de 241 noticia anterior de Ribeira Área de Compostela » Ribeira

Finalizada la instrucción por la muerte de Diana Quer

Abuso sexual, clave en el juicio cada vez más cercano por el caso Diana Quer

S. SOUTO / EFE  | 23.02.2019 
A- A+

El Juzgado de Instrucción Nº1 de Ribeira dio por finalizada la investigación sobre la desaparición y muerte de Diana Quer, ocurrida en A Pobra en agosto de 2016 y cuyo cuerpo fue localizado, tras la detención del rianxeiro José Enrique Abuín Gey, El Chicle, el 31 de diciembre de 2017.

El juez Félix Isaac A­lonso tomó la decisión tras recibir los informes que aún quedaban pendientes y teniendo en cuenta que no quedan diligencias por practicar. Así se lo comunicó a las partes para que insten "lo que estimen oportuno" con respecto a la apertura del juicio oral y formulen su escrito de conclusiones provisionales.

El siguiente paso será la convocatoria de una audiencia preliminar, aunque aún no se fijó fecha. Esto es así porque, en su momento, el juzgado determinó seguirel procedimiento en base a la ley que implica que el caso será juzgado por un jurado popular. Cabe recordar que El Chicle, en prisión provisional, se enfrentará a las acusaciones de homicidio o asesinato, detención ilegal y contra la libertad sexual.

Abuso sexual, clave en el juicio cada vez más cercano por el caso Diana Quer

dfasdfsLa investigación sobre el crimen de Diana Quer ha concluido, por lo que el siguiente paso será una audiencia preliminar ante la apertura del juicio oral de un caso con interrogantes, tales como si hubo abusos sexuales o si la vieja nave en la que se localizó el cadáver fue el escenario de su muerte.

El único detenido, José Enrique Abuín Gey, alias el Chicle, está cada vez más cerca de sentarse en el banquillo de los acusados y, a falta de conocer la fecha para que esto pase, está previsto que ante la Justicia responda antes por el presunto rapto de un chica en Boiro el 26 de diciembre de 2017, un episodio que acabó siendo crucial para su arresto, el 29, y posterior desenlace también del primero de los sucesos que lo han salpicado.

No fue el único apresado, se llevaron con él a su mujer Rosario Rodríguez, que es la madre de su única hija y, en un principio, valedora de sus coartadas, una suerte de encubrimiento que después ella abandonaría hasta el punto de que su nombre se apartó de la causa cuando la Audiencia de A Coruña notificó el sobreseimiento provisional de todo lo ligado a ella al no apreciar indicios respecto a su persona.

De ese desamparo habla el Chicle, interno en régimen de prisión preventiva en la cárcel de Mansilla de las Mulas, en León, y antes en Teixeiro y A Lama, ambas en Galicia, y lo hace en una misiva, que, junto a otras cuestiones relevantes, forma parte de uno de los enigmas que deberán dirimirse en la resolución del trágico final de Diana Quer, a la que arrebataron la vida apenas con la mayoría de edad cumplida.

LA CARTA

En una comunicación epistolar, que data del 14 de febrero de 2018, Abuín Gey dice a sus padres que la abogada que lo asiste le contó que iban a pedirle homicidio, un delito penado de 10 a 15 años y les informa de que, no obstante, "a los siete ya estaría fuera", un dato que une a un contundente "tranquilos, vale", seguido de "sed fuertes y gracias por el apoyo".

La Fiscalía pidió la pericial del cuerpo de escritura con la cual lo que busca el Ministerio Público es saber si este hombre muestra en su conducta agresividad y, además, algún trastorno de tipo sexual dado que, no en vano, la escribe veinticuatro horas después de que su esposa le comunicase que lo suyo había terminado y que no retenga esperanza alguna para con ella.

El Chicle desliza en ese escrito remitido a sus padres que la ama y que no ha querido incriminarla precisamente para protegerla de todo lo relacionado con la desaparición de Diana Quer el 22 de agosto de 2016 y del hallazgo del cuerpo inerte el 31 de diciembre de 2017, dos días después de que el Chicle fuese capturado.

LA NAVE

Al cuerpo sin vida condujo a los investigadores el propio Chicle, y se trata de un lugar en el que hubiese sido casi imposible dar con él, puesto que es un pozo situado en una nave industrial sin uso del lugar de Asados, en Rianxo (A Coruña), situada muy cerca de la vivienda de sus propios progenitores.

La arrojó a él con dos bloques de hormigón y una brida. Se supone que la transportó hasta allí en el maletero de su coche y persiste la incógnita de saber si Diana Quer pereció en esta antigua fábrica de gaseosas y, además, de si en su estrangulamiento, que confesó, empleó las manos o bien ese elemento de sujeción que apareció junto a ella.

El recinto, donde nadie se pudo imaginar que estaría el desenlace de la historia, pasó por una limpieza, lo que dificultó los trabajos, y fue asimismo objeto de una reconstrucción en junio del año pasado, en la que tomó parte el Chicle

ABUSO SEXUAL

La revisión de la autopsia, concedida el pasado septiembre por la Audiencia Provincial de A Coruña, se autorizó para tratar de dirimir si hubo abuso sexual, un dato clave, puesto que la agravante por tal agresión podría situar el caso Diana Quer en el escenario de prisión permanente revisable.

En el prestigioso experto José Blanco Pampín, responsable de Patología Forense del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga) y que ya se había ocupado del caso del asesinato de la niña Asunta Basterra por el que cumplen pena sus padres, recayó tal encomienda.

En el momento en el que se desencadenaron los hechos estaba de baja.

EL JURADO

Aportar luz a los flecos pendientes es muy importante y la vista oral se acerca. El juzgado de instrucción número uno de Ribeira (A Coruña) ha dado por finalizada la investigación, por lo que se convocará a las partes a la audiencia preliminar ante la apertura de juicio oral.

Una vez trasladada la providencia para que insten lo que estimen oportuno, formulando el escrito de conclusiones provisionales, se convocará la audiencia preliminar, que se recoge en el artículo 30 de la Ley del jurado, y para la que no hay fecha todavía, tal y como ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

La instrucción ha sido engorrosa. Diana salió a una fiesta en A Pobra do Caramiñal, donde veraneaba con su madre y su hermana menor Valeria, y ya nunca regresó. Su supuesto verdugo, el Chicle, pasó a disposición judicial un primero de año, el de 2018.

Será procesado por los delitos de homicidio o asesinato, detención ilegal y se supone que contra la libertad sexual.

El móvil de la chica fue descubierto el 27 de octubre de 2016 bajo el puente de Taragoña, por el que tuvo que pasar en ese recorrido en vehículo, y una empresa israelí ubicada en Munich logró desbloquearlo en julio de 2017.

"Me estoy acojonando", puso en un mensaje, porque alguien la llamaba y le decía "Morena, ven aquí", cuando ella emprendía el camino de vuelta a casa, ese que nunca culminó.