El Correo Gallego

Noticia 68 de 241 noticia anterior de Ribeira Área de Compostela » Ribeira

Redimensionan arquetas en la red de la depuradora de Ribeira

Van equipadas con sistemas capaces de captar y extraer el aire acumulado en las tuberías // Levantan tramos del vial en Castiñeiras // Tres años y medio después de acabarse la planta, los 'retoques' superan ya el millón de euros

Uno de los puntos en los que se levantó la calzada en Castiñeiras para instalar nuevas arquetas - FOTO: ECG
Uno de los puntos en los que se levantó la calzada en Castiñeiras para instalar nuevas arquetas - FOTO: ECG

SUSO SOUTO   | 31.07.2019 
A- A+

Tres años y medio después de la puesta en marcha de la depuradora de aguas residuales de Ribeira (que tuvo un coste de 20,2 millones de euros) la sociedad estatal responsable de su ejecución (Aguas de las Cuencas de España, Acuaes) y la que la construyó (la UTE formada por Copasa y Passavant) continúan haciendo retoques para tratar de solventar definitivamente los problemas de malos olores que desde entonces mantienen en pie de guerra a los vecinos de Aguiño y Castiñeiras. Unas obras a mayores que, sumadas a las que se están llevando a cabo estos días, superan ya ampliamente el millón de euros.

Operarios de Espina Obras Hidráulicas están levantando varios tramos de la calzada de Castiñeiras en el marco de una actuación adjudicada a finales del año pasado por un importe de 323.256 € y que consiste en la reforma y ejecución de una serie de nuevas arquetas equipadas con sistemas capaces de captar y extraer el aire acumulado en algunas de las nuevas conducciones como consecuencia de su funcionamiento en sifón. De esta forma, se permitirá que las tuberías alcancen su capacidad hidráulica de diseño, al mismo tiempo que se evitará que se produzcan emisiones que pudiesen ocasionar olores en su entorno. Está prevista su finalización para mediados de agosto.

Por otra parte, recientemente se ejecutó otra actuación, correspondiente al proyecto de optimización de la ventilación y el tratamiento de olores de los tanques de tormentas de los núcleos de Os Areeiros, Ameixida y Castiñeiras y de la arqueta AR3, con un coste de 190.739 euros. Estos trabajos tuvieron como objetivo ampliar la capacidad de ventilación y de tratamiento de olores de estas infraestructuras, de manera que se mejoren las condiciones de ventilación, evitando la emisión de olores al exterior y la degradación de los equipos electromecánicos instalados.

Desde Acuaes señalan que "con estas dos obras se cumplen los compromisos adquiridos con el Concello y los vecinos de Ribeira, con objeto de adoptar medidas que garantizasen la compatibilidad del funcionamiento de las nuevas infraestructuras de saneamiento y depuración de sus aguas residuales urbanas con el disfrute sin perjuicio alguno para la población del entorno próximo a dichas instalaciones".

Respecto a las características técnicas de la planta, tiene dos líneas de agua que incluyen los procesos de pretratamiento, tratamiento biológico, decantación secundaria y tratamiento terciario, e incorpora también una línea de fangos. El emisario submarino se construyó en dos tramos: uno terrestre de 349 metros y otro submarino de 80. Asimismo, se hicieron siete tanques de tormenta y 13,6 kilómetros de conducciones que integran el saneamiento de la franja litoral ribeirense.

{ LA LETRA PEQUEÑA }

Demasiado tiempo

la suma de los factores temporal y económico dan muestra del alcance del problema: tres años y medio de mejoras y un sobrecoste de más de un millón de euros. Durante todo este tiempo, los vecinos de Castiñeiras y Aguiño han tenido que sufrir las consecuencias de los ruidos y los malos olores que genera la EDAR. No estaría de más que los responsables de haber ejecutado una instalación de manera tan deficiente compensaran de algún modo a los afectados por este calvario. Igual que el ciudadano paga si no recoge los excrementos de su perro en la vía pública. Igual que el dueño de un pub paga por exceder el nivel máximo de decibelios.

EL PROTAGONISTA

Manuel Ruiz Rivas

Alcalde de Ribeira

"Hai vertidos por conexións clandestinas"

El BNG ribeirense pidió información al gobierno local sobre los vertidos de aguas fecales que se producen en en el río Listres, en el que existe un aliviadero del tanque de tormentas de Os Areeiros, ubicado en sus inmediaciones. Además, dicha formación política reclama que se acometan las actuaciones oportunas para evitar que se produzcan. Sin embargo, no se trata de vertidos vinculados a la infraestructura de la estación depuradora de aguas residuales. Al respecto, el alcalde ribeirense, Manuel Ruiz Rivas, dijo que se deben a la existencia de "conexións clandestinas", por lo que instará al organismo público Augas de Galicia a hacer una inspección. Los nacionalistas presentaron una moción para que el Concello se comprometa a corregir dichos puntos y a canalizar esas fecales a la red de saneamiento.