El Correo Gallego

Noticia 4 de 305 noticia anterior de Ribeira Área de Compostela » Ribeira

La de Santa Uxía de Ribeira tiene tres iglesias gemelas

Faustino Domínguez diseñó también las de Santa María de Oza, Santa María de Ordes y San Nicolás de A Coruña, cuyas fachadas son prácticamente idénticas

Iglesia de Santa Mª de Oza  - FOTO: Turismo.gal y RAG
Iglesia de Santa Mª de Oza - FOTO: Turismo.gal y RAG

SUSO SOUTO  | 20.01.2020 
A- A+

Quienes visiten las iglesias de Santa Uxía de Ribeira, Santa María de Ordes, Santa María de Oza y San Nicolás (estas dos últimas en A Coruña) creerán estar teniendo un Déjà vue. Sus fachadas son prácticamente idénticas. Y es que las cuatro fueron diseñadas por uno de los padres de la arquitectura gallega: Faustino Domínguez Domínguez.

El templo ribeirense fue construido entre 1861 y 1864. Ambos laterales están formados por dos torres-campanario, sin decoración, salvo las cornisas que marcan los tres tramos y que se prolongan en el cuerpo central de la fachada. Éste está formado por dos machones laterales, con sendas hornacinas y rematado con un frontón triangular. En el entrepaño central hay una puerta rectangular, ligeramente moldurada y, sobre ella, una ventana semicircular que ilumina el coro.

El templo original ordense era románico, pero sufrió importantes reformas, la más significativa en 1864. El de Oza es de 1863 y tuvo que ser reconstruido en 1940 después de que en 1936 fuera arrasado por las llamas.

La iglesia original de San Nicolás fue destruida en 1589 durante el asedio inglés. Fue reconstruida en el siglo XVIII, aunque su actual fachada data de 1867.

Instalado en A Coruña tras la temprana muerte de sus padres, Faustino Domínguez inició en 1833 estudios de Dibujo y Matemáticas en la escuela que dependía del Real Consulado del Mar. A partir de 1841 comenzó a trabajar en diferentes obras para el Ayuntamiento coruñés. Desde 1846 ocupó la plaza de arquitecto provincial. En colaboración con José María Noya realizó el plano definitivo para la Plaza de María Pita (1860). Es autor del Palacio de la Diputación (1865), de los primeros estudios para el psiquiátrico de Conxo en Santiago (1862), de la fachada posterior del Teatro Principal de A Coruña, tras el incendio que sufrió en 1867, o de las obras del compostelano hospital de San Lázaro (1888).

Su arquitectura religiosa se mantuvo fiel a las pautas clasicistas, con templos caracterizados por la combinación de frontones triangulares y sobrias torres. Fue académico correspondiente de la Real Academia de San Fernando y presidente de la Real Academia Galega de Belas Artes.