El Correo Gallego

Noticia 89 de 115 noticia anterior de Valga Área de Compostela » Valga

Condena unánime y multitudinaria del asesinato en Valga

María José Aboy, de 43 años, fue enterrada en el mismo cementerio que su presunto asesino

Concentración celebrada en la sede de la Delegación del Gobierno en A Coruña - FOTO: Efe
Concentración celebrada en la sede de la Delegación del Gobierno en A Coruña - FOTO: Efe

MARÍA RENDUELES SANTIAGO   | 13.03.2019 
A- A+

Un total de 27 concentraciones se celebraron ayer en las principales ciudades y villas gallegas para expresar su repulsa contra el primer crimen machista de este año en Galicia, el de la valguesa María José Aboy, de 43 años, que murió el domingo al mediodía, presuntamente asesinada de un disparo en el pecho por su pareja, Javier Bello, de 46, que posteriormente se suicidó. Ambos fueron enterrados ayer por la tarde en el cementerio de Santa María de Carracedo, parroquia de la que era natural el supuesto homicida.

Así, las muestras de repulsa contra la violencia machista se repetían en la mañana y tarde de ayer en las siete grandes ciudades y en otros muchos rincones de Galicia convocados por colectivos feministas e instituciones. En los actos se mostró apoyo a los familiares de la víctima, en especial a los hijos, un varón, de 23 años y una hija de 18.

A las 11,30 horas de la mañana de ayer se celebraban en la comunidad dos actos para mostrar el rechazo al machismo, uno de ellos en A Coruña en la Delegación del Gobierno, y otro en la Subdelegación del Gobierno de Pontevedra. En este último, la subdelegada, Maica Larriba, destacó el "considerable" incremento de denuncias por violencia machista que registró la provincia en los primeros días de marzo", e insistió en la necesidad de que las mujeres denuncien "porque no están solas".

En cifras explicó que en los diez primeros días de marzo se han registrado 63 denuncias, frente a las 76 de febrero o a las 61 de enero. Respecto al Concello de Valga, informó que solo existen dos casos activos. "Uno tiene riesgo bajo y no cuenta con medidas judiciales, y otro con riesgo no apreciado y con orden de alejamiento y de comunicación".