El Correo Gallego

Noticia 87 de 112 noticia anterior de Valga Área de Compostela » Valga

Conmoción en Valga con el primer crimen machista del año en Galicia

Tras el asesinato de María José Aboy a manos de su pareja, que después se suicidó, el Concello decreta tres días de luto // El matrimonio será enterrado hoy en Carracedo // Instituciones, partidos y colectivos muestran su indignación

Sol Elvira/E. Press - FOTO: Concello de Valga
Sol Elvira/E. Press - FOTO: Concello de Valga

SOL ELVIRA/E. PRESS  | 12.03.2019 
A- A+

El municipio pontevedrés de Valga amanecía ayer conmocionado por el primer crimen machista del año en Galicia, el de su vecina María José Aboy, de 43 años, a manos de su pareja, Javier Bello, de 46, que poco después se suicidaba. Ayer, la Corporación municipal celebraba un pleno extraordinario en el que se decretaban tres días de luto oficial y se decidía, además, suspender todas las actividades municipales.

El matrimonio recibirá sepultura hoy en Carracedo, de donde era oriundo el homicida. Tanto los servicios del Concello como un equipo de psicólogos de la Secretaría Xeral de Igualdade atienden a la familia, en especial a sus dos hijos, y la Guardia Civil sigue completando las diligencias.

Nadie parece explicarse lo sucedido. Muchos vecinos de la localidad pontevedresa hablan del matrimonio como de dos personas muy trabajadoras y afirman que nunca había trascendido ningún problema, más allá de algún episodio depresivo que está sin confirmar. No había denuncias previas ni se conocían ningún tipo de actitudes violentas por parte del hombre, un experto cazador que carecía de antecedentes policiales. Pero lo cierto es que, pendientes de la ins­trucción y del relato del Juzgado de Caldas, todo indica que fue Javier Bello quien acabó con la vida de su mujer de un disparo a bocajarro en el domicilio familiar de Bronllo, en la parroquia de Setecoros, y que después, de otro tiro, acabó también con su vida.

Fue el hijo mayor quien descubrió la macabra escena tras acercarse al domicilio familiar ante la tardanza de sus progenitores en acudir a una comida en la casa de los abuelos. Eran aproximadamente las 15.00 horas de un domingo y de un fin de semana muy marcados por la lacra de la violencia de género.

El alcalde, José María Bello Maneiro, explicaba ayer que equipos de psicólogos están prestando atención a los familiares de la víctima, aunque cree que los peores momentos están todavía por llegar. "Los hijos no asumen lo ocurrido, no les parece verdad", explicaba a los medios.

Tras el pleno se guardaba un minuto de silencio frente al consistorio, en un acto al que se sumaron entidades como la fundación Amigos de Galicia; el alcalde de Pontecesures, Juan Manuel Vidal Seage, y varios de sus compañeros, así como la plantilla del Ayuntamiento en su conjunto.

Poco después, fueron los alumnos y los profesores del instituto local quienes se concentraron en el propio centro educativo para mostrar su desolación por lo ocurrido y su firme condena de cualquier forma de violencia sobre la mujer. Dos estudiantes leyeron un comunicado y un poema en memoria de la víctima.

Por su parte, el colectivo feminista O Refaixo de Carolina celebró por la tarde una concentración en la Plazuela.

ACTOS DE REPULSA. Además, todas las instituciones gallegas, Xunta, Parlamento, partidos y concellos, convocaron y se sumaron ayer a las concentraciones de repulsa contra el "terrorismo machista" que ha golpeado en menos de cuatro días a dos mujeres gallegas (la otra tragedia ocurrió en Madrid, pero ella era natural de Sober, en la provincia de Lugo).

A las puertas del edificio administrativo de San Caetano, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y la secretaria xeral de Igualdade, Susana López Abella, presidían el acto. Esta última destacaba el "varapalo" que estos dos casos de violencia suponen para las instituciones justo después de la celebración del 8 de marzo, y recordaba la importancia de denunciar las agresiones.

También los grupos políticos con presencia en la Cámara gallega expresaron su condena y enviaron mensajes de apoyo a los familiares y allegados de las víctimas, según recoge Europa Press.

En las ruedas de prensa, PSdeG, En Marea y PPdeG hicieron un llamamiento a terminar con esta "lacra" y secundaron un minuto de silencio, con el presidente de la Cámara a la cabeza, Miguel Ángel Santalices, en la escalera del compostelano Pazo do Hórreo.

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, también condenó los dos casos de "feminicidio" y dijo que es "importante" que se dé una "respuesta" como las movilizaciones que el feminismo gallego ha convocado para este martes.

TOLERANCIA CERO

Sin denuncias previas

"A violencia de xénero non é un asunto privado, senón un problema social que se combate con tolerancia cero ante calquera comportamento machista". Esta es una de las frases de condena que expresó el pleno municipal de Valga y a la que se sumaron todos los concellos limítrofes, que quisieron hacer un llamamiento a toda la ciudadanía para que se denuncie cualquier episodio de violencia de género del que se tenga conocimiento. Y es que en ninguno de los tres asesinatos que han tenido lugar en estos últimos cinco días había una denuncia previa contra los autores. Por ello, ayer se repetía por activa y pasiva que todas las mujeres que están sufriendo violencia en silencio acudan a los centros de información (CIM) más cercanos o llamen al 016 para informarse y conocer los recursos de los que disponen.