El Correo Gallego

Aulas

Duque: No me preocupan "las irregularidades" en las universidades, funcionan al 99,9 %

El Ministro de Ciencia y Universidades explica que se va a potenciar la "corresponsabilidad" para evitar escándalos como los recientes, además, en su agenda también está la implantación de los grados de 3 años o un incremento más cualitativo que cuantitativo de las carreras

El Ministro de Ciencia y Universidades, Pedro Duque, durante la entrevista concedida a EFE. - FOTO: Fernando Villar/Efe
El Ministro de Ciencia y Universidades, Pedro Duque, durante la entrevista concedida a EFE. - FOTO: Fernando Villar/Efe

MADRID. PILAR RODRÍGUEZ VEIGA (EFE)  | 22.11.2018 
A- A+

Pedro Duque es ministro de Ciencia, Innovación y Universidades y, aunque el mundo educativo aparece nombrado al final del epígrafe de su departamento, el primer astronauta español hasta el momento se ha propuesto desde reordenar los títulos universitarios hasta hacer una nueva ley.

En una entrevista con Efe, Duque (Madrid, 1963) minimiza los casos recientes de irregularidades en las universidades, aunque explica que se va a potenciar la "corresponsabilidad" para evitarlos.

En su agenda también está la implantación de los grados de 3 años o un incremento más cualitativo que cuantitativo de las carreras y, aunque tiene una opinión personal sobre la continuidad de iglesias católicas en universidades públicas, asegura que no va a poner ninguna norma sobre ello.

PREGUNTA: ¿La reforma de la Ley de Universidades que prepara fijará medidas para evitar casos de irregularidades?

RESPUESTA: Personalmente no estoy preocupado de que haya irregularidades o incorrecciones. Las universidades españolas tienen un nivel máximo que nunca han tenido y funcionan en un 99,9 % de los casos de forma responsable y con controles suficientes.

Vamos a intentar introducir la corresponsabilidad y la certificación institucional, que es la utilización de las normas básicas típicas que se utilizan en otras áreas como las ingenierías, el control de calidad. Consiste en pasar la responsabilidad hacia abajo y certificar a las instituciones que van a realizar ese control.

Certificaríamos a la universidad, pero por supuesto ellas tienen que tener un control interno propio y certificar a sus facultades, departamentos, etc. No incrementaríamos el esfuerzo, sino que lo distribuiríamos a varios niveles y sería mucho más sencillo para tener una seguridad de que se cumplen todas las normas de calidad que queremos.

De todas formas, al final siempre hay unos alumnos que hacen unos exámenes y los corrige un profesor, hay que tener también confianza en todo ello.

P: ¿Considera que hay demasiada oferta de carreras?

R: No creo que haya demasiadas porque tampoco tengo yo la medida. El consenso al que se está llegando en la mesa específica de acreditación de títulos (Duque ha puesto en marcha también otra sobre el Estatuto del Personal Docente e Investigador y una tercera sobre internacionalización de la Universidad) es que deberían tener un incremento cualitativo más que cuantitativo.

Debemos intentar no proliferar la oferta excesivamente, todas las universidades también entienden que ahora ya es un momento de tratar de hacer balance de lo hecho hasta ahora. Deberíamos tener una revisión regular de los títulos a nivel universidad, central o agencias autonómicas para que se dejara hueco a algunos grados, quizá eliminando algunos antiguos.

P: En breve se podrán ofertar grados de 3 años que pueden ir acompañados de dos años de máster. ¿Hubiera sido mejor esperar a que bajaran los precios de los máster?

R: Hemos establecido con un consenso amplio en qué condiciones vamos a acreditar los títulos de 3 años o 180 créditos. Era una situación un poquito anómala el que no se estuvieran aceptando cuando las universidades lo están demandando y la ley lo permite.

A la vez estamos buscando que la solución sobre igualar el precio de los máster a los de los grados sea en la misma época, aunque nunca será igual porque hablamos de un porcentaje del coste y un máster tiene más gastos al ser más especializado.

P: ¿Qué condiciones deben tener los grados de 3 años?

R: Habrá dos condiciones específicas: grados generalistas como pide la ley y fácilmente distinguibles de los de cuatro años. Son dos cosas completamente razonables pero ha costado un cierto tiempo reunirse y llegar a ese consenso.

P: ¿Los rectores están de acuerdo con poder ofertar grados de 3 años?

R: Es un acuerdo al que se ha llegado también con representantes de rectores, tenemos uno o dos en cada una de las tres mesas de trabajo y se coordinan para dar la opinión. Además, hay otros rectores verdaderamente pidiendo estos grados.

P: ¿Cree que deben seguir existiendo capillas católicas en universidades públicas?

R: Teóricamente España debería tender más a aplicar las normas que nos hemos dado y en las que no existe una relación entre Iglesia e instituciones públicas que sea diferente a la de otras asociaciones o religiones, pero poco a poco.

Hay muchas tradiciones, las universidades empezaron con las órdenes religiosas, tenemos algunas de 800 años y otras de 20 años y en estas ya no tienen esas tradiciones.

No voy a poner una norma para eso, existen las normas generales y la sociedad tiene que entender que hay que aplicarlo a eso y a todo. Personalmente sería partidario de ser bastante rápido en la aplicación de las normas generales de separación.