El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Aulas

Las universidades británicas desean un brexit "blando" para mantener los Erasmus

La presidenta de las universidades británicas asegura que nada cambiará para los estudiantes españoles que quieran estudiar una carrera en el Reino Unido desde septiembre de 2019

La presidenta de Universities United Kingdom (UUK), Janet Beer. - FOTO: UNIVERSIDAD DE LIVERPOOL
La presidenta de Universities United Kingdom (UUK), Janet Beer. - FOTO: UNIVERSIDAD DE LIVERPOOL

MADRID. E.P.  | 26.11.2018 
A- A+

La presidenta de Universities United Kingdom (UUK), Janet Beer, ha manifestado su deseo de que el acuerdo del Brexit sea "blando" para mantener el programa de movilidad Erasmus y el "magnífico trabajo de colaboración" entre investigadores británicos y españoles, y ha recordado que las universidades del Reino Unido hicieron campaña para permanecer en la Unión Europea.

En una entrevista a Europa Press, la presidenta de la organización que representa a 137 universidades públicas y privadas del Reino admite que el mundo académico británico siente "mucha pena" por abandonar la Unión Europea. "Nuestro sistema de valores se centra en la internacionalización, en compartir conocimiento sin fronteras e investigar sin límites. Pensamos que el Brexit es un golpe para lo que representan las universidades, y naturalmente no estamos nada contentos", explica.

La también 'vice-chancellor' de la Universidad de Liverpool ha viajado a Madrid para "reflejar el compromiso del sector universitario británico con Europa, y en especial con España", país que considera "el mejor aliado" de la universidad británica y "un socio muy importante a la hora de investigar". Como recuerda, España "es el segundo destino favorito para los estudiantes británicos en el programa Erasmus". Además, hay 12.000 españoles estudiando en las universidades británicas. También 3.000 profesores y 5.000 investigadores procedentes de España.

"Esta oportunidad de movilidad no la podemos perder", asegura. "Hay muchos miles de investigadores que están colaborando, intentando resolver los desafíos más importantes de nuestra época, como el cambio climático, las energías limpias, la seguridad alimentaria o el terrorismo. Problemas fronterizos que no respetan las fronteras nacionales", expone.

EL FUTURO DE LOS ESTUDIANTES ESPAÑOLES
Janet Beer asume que el tipo de acuerdo que certifique la salida del Reino Unido decantará el futuro de la universidad británica y de los europeos que viajan a estudiar a Gran Bretaña. La presidenta de UUK cree que si la primera ministra, Theresa May, "tiene éxito y consigue que la actual propuesta sea aprobada por el Parlamento británico", no se producirá una gran ruptura. "Sin embargo, si no ocurriese eso, habrá que trabajar más duro", advierte.

En ese sentido, asegura que el Gobierno británico "ya ha dicho que va a proteger los derechos de los ciudadanos españoles que vienen al Reino Unido, y esperamos que el Gobierno español sea recíproco y responda con la misma actitud". "También pensamos que nuestro Gobierno va a facilitar que los estudiantes españoles vayan al Reino Unido, pero no puedo hablar con seguridad", reconoce.

Beer, sin embargo, asegura que nada cambiará para los estudiantes españoles que quieran estudiar una carrera en el Reino Unido desde septiembre de 2019. "Seguirán teniendo acceso a financiación, seguirán pagando las mismas matrículas que los estudiantes británicos en Inglaterra, y en Escocia seguirán contando con matrícula gratuita", proclama, aunque muestra algo menos de certidumbre ante el futuro del programa Erasmus. "En cuanto a los alumnos de Erasmus tenemos bastante confianza en que, hasta el año 2020, no va a cambiar nada", vaticina.

A pesar de la oposición de la comunidad universitaria al Brexit, la presidenta de las universidades británicas acepta la situación con pragmatismo. "Somos conscientes de que lo tenemos que solucionar lo mejor posible, y una relación bilateral más sólida con España será uno de los resultados del Brexit", afirma tras haberse reunido con su homólogo español, Roberto Fernández, presidente de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE).

Según Beer, los rectores españoles "han sido muy receptivos a la hora de hablar de las maneras de seguir colaborando después del Brexit". Incluso si se produce un Brexit "duro". "Una de las razones por las que estamos aquí es para mitigar ese daño garantizado. Por eso hemos venido a hablar directamente con nuestros colegas españoles para asegurarnos de que las universidades españolas seguirán estando abiertas para los estudiantes británicos", explica.

UN CONSEJO: APERTURA INTERNACIONAL
Janet Beer representa a un sistema universitario con casi un milenio de antigüedad y una reputación que lo sitúa, año tras año, entre los mejores del mundo. "Oxford y Cambridge han atraído a académicos de todo el mundo desde su fundación, llevan 1.000 años de apertura", apunta para aconsejar a la universidad española que progrese en autonomía y en captación de talento extranjero.

"Las universidades británicas somos autónomas, somos nosotros quienes contratamos a nuestro personal académico, no son funcionarios y el estado no lo controla: puedo contratar a alguien de Australia o Estados Unidos. Somos un sistema muy abierto que mira hacia fuera", expone Beer, que encuentra una diferencia sustancial con España.

"¿Cuánta gente extranjera trabaja en las universidades españolas? En el Reino Unido, un 20% procede de la Unión Europea, y el 10% del resto del mundo. Por lo tanto hay un 30% que no son británicos. Los temas que investigamos no tienen fronteras, por lo que hay que internacionalizar el sistema de la educación superior, y quizás España no lo haga tanto", deduce.

La internacionalización de la universidad española es, precisamente, uno de los objetivos del actual ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque. "¡Un astronauta!", exclama Beer al descubrir que el ministro español viajó al espacio.

La presidenta de las universidades británicas encuentra otra diferencia entre su país y España cuando se le mencionan los escándalos de la Universidad Rey Juan Carlos protagonizados por políticos, o las acusaciones de plagio a Pedro Sánchez por su tesis doctoral. Situaciones que en Reino Unido, asegura Beer, habrían provocado dimisiones. "En Reino Unido no ocurren en ningún caso, porque la mayoría de nuestros políticos no tienen ninguna tesis doctoral", dice con flema británica.