El Correo Gallego

Comarcas » A Estrada - Deza

récord de longevidad

El ‘abuelo de Galicia’ cumplió 107 años en plenas facultades

La gran familia de este centenario de Piñeiro volvió a reunirse para festejarlo //Es el vecino más veterano de todo Deza y puede que de Galicia //Trabajó toda su vida y dice que el secreto es cuidarse

Antonio García Espiño, a punto de soplar las velas de la tarta en la fiesta con su familia, ayer, en Piñeiro - FOTO: Sangiao
Antonio García Espiño, a punto de soplar las velas de la tarta en la fiesta con su familia, ayer, en Piñeiro - FOTO: Sangiao

MÓNICA G. CONDE • SILLEDA   | 02.06.2007 
A- A+

Cuando le preguntan por su secreto a la hora de cumplir años, responde con algo obvio: "Porque me coido". Antonio García Espiño, el de Carricoba, como le conocen sus vecinos en la parroquia de Piñeiro (Silleda), cumplió ayer una hermosa cifra: 107 años. Es el más longevo de Silleda, de la comarca de Deza y puede que también de Galicia.

Su casa volvía a llenarse de gente para ayudar al abuelo a soplar las velas, como cada primero de junio. Se casó tarde (pasados los 40) con Concepción Brea Rodríguez, veintidós años más joven y con la que sigue compartiendo recuerdos y el enorme cariño que rezuma en esta casa cuando se junta, como ayer, todo el clan. Tienen nueve hijos, y 18 nietos. Nerea, de año y medio, es la más pequeña y la única biznieta. Pero por poco tiempo. Ya viene otro en camino.

Antonio, que hasta hace unos años aún se tomaba el café con gotas, decidió llegados los 90 que era hora de plantar el trabajo en casa. Trabajaba en la tierra, como la mayoría de los mayores de la zona. Y también le tocó ir a la guerra en el 36.

Cada año comenta que lo importante es cumplir. Pese a algunos achaques de la edad, y a que sus ojos ya no andan tan finos, sigue haciendo gala de buena memoria, cuando los recuerdos vuelven. Y cómo suele pasar en estos casos, tiene un cutis que ya quisieran otros con menos años. No le tocó vivir en tiempos de estrés, pero sí de mucho trabajo. Adora a sus nietos y se preocupa por ellos. Ayer, Antonio, del que siempre está pendiente su familia, se puso el sombrero, como buen patriarca, para sentarse frente a la tarta. Para recibir unas merecidas felicitaciones y hacerse la completa foto rodeado del cariño de los suyos. Y puede que los aires de Deza y alrededores tengan algo que ver en esto de pasar la barrera de los 100. En Dornelas, muy cerca de Piñeiro, Manuel López Calveiro cumplirá los 102 en agosto. Más ventaja le lleva otro vecino de Rodís, en Lalín. Se llama Cándido Gómez, y el domingo pasado, con 104 flamantes primaveras, también fue a votar. El pasado 10 de mayo, una compostelana, Mª Dolores Gómez, sopló las 106. El récord de longevidad por ahora lo tiene una estradense. Se llamaba Ramona Taboada. Murió en 2002, con 109 años.

CELEBRACIÓN

El sábado, de nuevo fiesta en Piñeiro

La familia García volverá a juntarse el próximo sábado día 9. En Piñeiro se festeja el San Antonio y como ayer era día laborable, los suyos aprovecharon para festejar cumpleaños y santo. Lo merece .