El Correo Gallego

Comarcas | comarcas@elcorreogallego.es

Brión estrena su sexto consistorio en 140 años de historia

La Casa do Picón abrirá sus puertas al debate político y vecinal a principios de 2011

S.E. BRIÓN   | 06.10.2010 
A- A+

C. de Brión
La actual casa consistorial en Santa Minia.
FOTO: C. de Brión

La Casa do Picón, un edificio rehabilitado que se encuentra en el número 79 de la avenida de Santa Minia, en Pedrouzos, será desde el sábado la nueva sede de debate político y reclamación vecinal de Brión. Ese edificio, en cuyas obras se han invertido 940.000 euros para darle más amplitud y funcionalidad, adaptarlo a las nuevas tecnologías y dejarlo libre de barreras arquitectónicas, sera la nueva sede del Concello brionés, la sexta en sus 140 años de historia.

Los vecinos y vecinas de Brión tendrán la oportunidad de conocer la nueva casa consistorial en una jornada de puertas abiertas que el Concello de Brión ha organizado para el sábado, día 9, una inauguración que se adelanta varios meses a la apertura de la nueva casa consistorial, que está prevista para principios del próximo año 2011.

La nueva instalación, totalmente remodelada, contará en su exterior con una nueva plaza de 825 metros cuadrados construida gracias a una aportación de la Diputación provincial de 94.500 euros. Además, la casa consistorial cuenta con nuevo alumbrado publico y contenedores de recogida selectiva de basura con los que los responsables municipales pretenden facilitar el reciclaje a los habitantes de Pedrouzos.


Historia. La Casa do Picón será la sexta sede del Concello de Brión en sus 140 años de Historia. Según relata en la revista municipal Altamira Luciano Pena, cuando se crearon los concellos, mediante el Real Decreto del 15 de junio de 1836, Brión carecía de un edificio propio en el que instalar sus oficinas y despachos municipales y durante 90 años se estuvieron alquilando locales.

En un principio estuvo en Moutello, entre Riazoas y Pedrouzos. Un acta del Concello, de 1844, da cuenta de una reclamación de la propietaria, Luisa Santiso, para que se le pagase el alquiler de la "sala capitular". Años más tarde, en 1948, el diccionario de Pascual M­adoz, señala el lugar de Riazoas como "residencia del ayuntamiento". Estos dos datos indujeron al historiador Clodio González al error de creer que eran dos edificios difeferentes, uno en Moutello y otro en Riazoas, cuando realmente se trataba del mismo. Así, el consistorio brionés permaneció en Moutello treinta años, hasta que se trasladó a otro local alquilado en Pedrouzos, donde hoy está el bar Altamira.

Ya en el siglo XX, en los años 20, Brión vivió uno de los periodos más prósperos de su historia, fundamentalmente gracias al incremento de los precios agrícolas, al florecimiento de su feria y a las remesas que enviaban los emigrantes americanos, sobre todo desde La Habana. Unas circunstancias que hicieron que en 1927 el indiano Vicente Ramos cediera al Concello el alprende de la carballeira de Santa Minia. Allí se construyó el juzgado y la primera sede de las dependencias municipales, inauguradas en el año 1929. Un edificio que alberga hoy la casa de cultura.

selvira@elcorreogallego.es