El Correo Gallego

Comarcas | comarcas@elcorreogallego.es

De Brión a Martelo en menos de 10 minutos desde mañana

El nuevo corredor permitirá evitar núcleos como Urdilde y sus curvas en subida // A principios de 2011 alcanzará Ceilán

MARCOS MANTEIGA BRIÓN   | 04.10.2010 
A- A+

M.M.O.
Conexión de la autovía de Brión con el corredor a Martelo (a la altura de Gundín), lista para su apertura
FOTO: M.M.O.

A partir de mañana ya no habrá que hacer filigranas al volante para salvar las curvas de Macedos. Tampoco santiguarse para no dar con un radar móvil en los tramos limitados a 50 y 70 kilómetros por hora de Urdilde, Codeso o Martelo.

Y, encima, se podrá salvar el trecho entre Gundín (Brión) y O Martelo (Rois) en alrededor de diez minutos, gracias a la entrada en servicio del nuevo tramo de corredor entre Gundín y el límite con Lousame.

De esta forma, está previsto que el presidente de la Xunta se encargue de inaugurar los 9,3 kilómetros de nueva carretera entre la autovía de Santiago a Brión y la bajada hacia las playas de Santiago, en la ría de Muros y Noia, un trayecto que se completará a principios del próximo año con otros 8,9 kilómetros. Y con el espacio necesario ya reservado para que en un futuro -que sólo depende de los recortes presupuestarios- se pueda unir Compostela con la costa gracias a una gran autovía.

La licitación de este nuevo vial tenía lugar en agosto de 2007 con el Bipartito y ahora llega al remate de obras con la nueva Xunta popular. En cuanto a su desdoblamiento en autovía, todo parece indicar que esta obra podría sufrir retrasos, debido a que el tráfico no alcanza los 10.000 vehículos por jornada.

Sin embargo, lo cierto es que en momentos puntuales -sobre todo en época estival, para alcanzar las playas- la afluencia de vehículos que emplean la vieja AC-543 se dispara hasta colapsar la entrada a Noia.

Sea como sea, lo que sí está asegurado es que dicho corredor, que desembocará en las cercanías de Ponte Ceilán, se conectará con la península del Barbanza con un gran viaducto sobre la ría que, precisamente, servirá para salvar las estrechas travesías noiesas. Y, a tenor de los últimos anuncios realizados por el propio conselleiro de Infraestruturas, Agustín Hernández, los conductores podrán alcanzar Taramancos a finales de 2012. La pelota, al respecto, está también en el tejado del Ministerio de Medio Ambiente, encargado de renovar el permiso para construir el mencionado puente.

mmanteiga@elcorreogallego.es