El Correo Gallego

Comarcas | comarcas@elcorreogallego.es

brión

El libro sobre Rañalonga despierta la fiebre por redescubrir mámoas

Un vecino de Rial y un amiense de Agrón sacan a la luz nuevos túmulos sin catalogar // El profesor nicrariense Federico Silva, coordinador de la obra que desató la vorágine, aboga por acabar la parcelaria // Suman ya 23 megalitos

M. MANTEIGA • BRIÓN   | 10.06.2009 
A- A+

La segunda mámoa redescubierta por el brionés Picado en O Foxo

Una presentación literaria hasta la bandera de público escapa de esta triste realidad, pero Nas raíces de Brión: as mámoas de Rañalonga, obra coordinada por el profesor nicrariense Federico Silva y avalada por el Concello brionés, logró un abarrote de los que hacen época. Su objeto, dar fe de la existencia de al menos 21 túmulos prehistóricos en la zona, y sus consecuencias, dos nuevos megalitos encontrados por dos Indiana Jones del entorno: Pancho Picado (de Rial) y Constantino Pérez (amiense de Sandar, en Agrón).

De esta forma, y en apenas mes y medio, el trabajo realizado entre profesores y alumnos del instituto vigués Castelao daba sus frutos incentivando la colaboración vecinal para sacar a la luz estos peldaños de la historia local. Así, divulgaba Silva a este diario que "Picado acababa de descubrir outro túmulo na paraxe do Foxo. Esta nova mámoa, situada a uns oitenta metros, cara ao nordeste, da anterior, tamén está sen catalogar e ten unhas dimensións importantes: uns vintecatro metros de diámetro medio e uns dous metros de altura". Por si fuera poco, parece que las condiciones del megalito dan pie a la esperanza, ya que "semella que aínda quedan nela restos do seu dolmen e conserva bastante ben a forma".

Además, las fiebre tumularia está traspasando fronteras, ya que "o veciño de Ames Constantino Pérez levaba varios días teimando se o nome de Agro da Mámoa, polo que é coñecida unha finca de monte próxima ao lugar de Sandar na parroquia de San Lourenzo de Agrón, e un pequeno coto nela existente, terían algo que ver co tema do libro que tiña nas súas mans". Así, el aminese no dudó en pegarle un telefonazo al profesor Silva -por cierto, docente de Matemáticas-, quien no lo dudó un instante: "Alá fomos; estabamos diante da cuarta mámoa do concello de Ames no chan de Rañalonga". Se trata de un megalito de tamaño medio "e bastante agochado no medio da vexetación, tamén está sen catalogar, semella non amosar restos de dolmen".

La aspiración del profesor, que asegura estar recibiendo un aluvión de llamadas de otros tantos arqueólogos aficionados, es que se complete la parcelaria en el entorno como premisa para proteger un patrimonio "de extraordinario valor" y humanizarlo.

mmanteiga@elcorreogallego.es