El Correo Gallego

Comarcas | comarcas@elcorreogallego.es

ordes

Nadie coge los 4 trenes que paran en Fosado-Ordes

La estación de tren de Fosado se encuentra en situación de abandono total, cinco años después de ser inaugurada // Desde hace semanas todos los vidrios están reventados // Solo paran cuatro trenes que no coge nadie

ALBA TALADRID • ORDES   | 14.12.2008 
A- A+

Dentro de la cafetería solo hay cristales rotos

Lo que mal empieza ya se sabe cómo acaba. Cuando en 2003 el entonces ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, advertía de que los ordenses podían sentirse orgullosos de vivir en el único municipio gallego con estación de AVE, el sentido común de los aludidos advertía ya de que las distancias no se ven igual desde aquí que desde Madrid, y que una estación a seis kilómetros del núcleo urbano, por moderna que sea, resulta inútil.

El paso del tiempo, no tanto, solo cinco años, ha bastado para dar la razón al pueblo llano y a las voces que entonces fueron críticas también con el alcalde, por aquel entonces Teodosio Martino, reprochándole que no presentase alegaciones al trazado ferroviario que aislaba la estación de Ordes y presentase una alternativa que podría ubicar la parada del tren de alta velocidad en las inmediaciones de la villa, volviéndola así útil para los vecinos. Un lustro después de que se inaugurase en Ordes la estación de Fosado, que vino a sustituir a la de A Pontraga, el panorama en el apeadero resulta desolador.

Fosado es una estación fantasma, que más pareciera una vía muerta que una infraestructura de futuro. Solo dos trenes en cada sentido (Santiago-Coruña y Coruña Santiago) tienen parada en ella al día. Son pocas líneas, pero sobran, ya que prácticamente ningún usuario utiliza el servicio. Los seis kilómetros de distancia desde la villa obligan a utilizar el coche para llegar a Fosado (la estación se encuentra, además, en las afueras de este núcleo), por lo que utilizar el tren como medio de transporte deja de compensar a los ordenses.

Por su parte, Adif se ha desentendido, según critica el propio Concello, del cuidado de la estación. Hasta tal punto llega la dejadez, que en el edificio ya no quedan ni cristales que romper. Desde hace semanas, todos los vidrios del edificio están reventados. El vandalismo se ha apoderado de la estación abandonada. Todos los cristales han sido apedreados y los trozos se encuentran esparcidos por las distintas dependencias, que nunca han sido utilizadas.

. ataladrid@elcorreogallego.es

 

LOS DATOS

Sin mobiliario

Ninguna de las dependencias de la estación de Fosado fue habilitada durante estos cinco años para su uso con normalidad. De hecho, en ninguno de los ­habitáculos existe mobiliario alguno. La supuesta cafetería solo tiene de tal el cartel y no hay despacho de billetes, ni sala acondicionada para personal. Los aseos están cerrados y a simple vista nada hace pensar que la estación funcione con normalidad, como en teoría ocurre.

Horario reducido

Además de estar situada complemente a desmano para la mayoría de los vecinos del municipio, la estación de Fosado tampoco ofrece un servicio amplio a sus posibles usuarios. En ella paran dos trenes al día en cada sentido. Hacia Santiago pasa uno a las 10.03 horas y otro a las 19.27. En dirección a A Coruña circula un vehículo a las 09.17 horas y otro a las 20.44 horas. El horario es el mismo en días laborables y festivos, según Renfe .