El Correo Gallego

Comarcas | comarcas@elcorreogallego.es

silleda

Pena: "Si lo que quiere el PP es mi dimisión, van dados"

La alcaldesa explota contra Fernández Viéitez por su campaña de "difamación" // Negocia con el BNG para remodelar su gobierno // No detalla los motivos de la marcha de Rey y Cuíña al grupo de no adscritos, que ve coherente

MÓNICA GONZÁLEZ • SILLEDA   | 07.04.2009 
A- A+

Conde
Pena, a la izquierda, y Dolores García, ayer en rueda de prensa
FOTO: Conde

A la alcadesa de Silleda se le agotó la paciencia. Después de semanas aguantando los reiterados envites del PP a sus concejales y su petición de explicaciones por la marcha de Rey y Cuíña al grupo de no adcritos (sólo en la prensa, porque en el pleno no lo hizo), la socialista Paula Fernández Pena se despachaba ayer a gusto. Aclaró sólo algunas cuestiones de la crisis de su grupo, anunció que está negociando con el BNG, arremetió duramente contra el portavoz popular, José Fernández Viéitez, y dejó claro que no tirará la toalla fácilmente

"Si lo que quieren es mi dimisión, van dados, tendrán que masticarme dos años más", sentenció. La gota que colmó el vaso en la "campaña de desprestigio hacia este grupo" fue la salida de Viéitez diciendo que iba a "investigar" el contrato de Dolores García, edil de Servicios Sociales, en la Xunta. La concejala también habló ayer para recordar que es funcionaria de carrera del Estado desde el 90. Hace unos meses pidió reincoporarse en comisión de servicios a la Xunta y el pasado lunes le confirmaron como destino la Secretaría Xeral de Traballo.

"No tiene un sólo argumento político para criticar nuestra gestión y se dedica a la difamanción y engaño que no voy a permitir ", añadía la alcaldesa socialista que después invitaría al líder del PP a poner sobre la mesa datos y cifras para hacer comparativas.

'Colocado' en la Diputación

Las críticas al ex alcalde, el primero en abrir la veda con sus declaraciones, centraron buena parte de su largo discurso. Al hilo de las insinuaciones sobre García, la alcaldesa entró al trapo y dijo que si Viéitez quiere investigar "que no se olvide de su entorno familiar y que diga porqué medios llegó su familia a trabajar en la Diputación" o porqué familiares de ediles populares entraron en la Policía Local.

Pena, que también aventuró que al portavoz popular "le está buscando un hueco su amigo Rafa", (por Louzán, el presidente del organismo provincial) recordó el capítulo de la baja médica de Viéitez dos días antes de dejar la alcaldía. "Fue el único alcalde de España que lo hizo" y calificó de insultante que cobrara de "los bolsillos de los contribuyentes más de 2.200 euros al mes".

Para Pena, las críticas a sus ediles van "teledirigidas"a ella para ponerla como "una especie de arpía fagocitadora" de concejales. Acusó a Viéitez de haber destrozado el PP de Silleda y dijo que, a diferencia de éste, su partido no criticó el abandono de dos concejales populares en esta legislatura (Juan Costoyas y Javier López). "Si lo que quiere es guerra abierta, la tendrá", añadió

"Pocos pero valientes"

Admitía que desde hace un año, tras la desavenencias con Ofelia Rey y Javier Cuíña , gobiernan 4 ediles "e hicimos más con ganas e ilusión en aplastante minoría estos 2 años que el PP con mayoría en todo su reinado. Ahí están las obras, los pagos... Somos pocos pero valientes", apostilló.

Para la alcaldesa es tiempo de "tranquilidad" y marcar plazos sería un error. Asegura no tener miedo a lo que pueda pasar y que si se tiene que ir (ante una posible moción de censura, quizás) "no será ningún desastre porque tengo oficio, no como Viéitez. Si me echan iré con la cabeza alta", dijo antes de mentar su compromiso "con los que creen en mí y no los voy a abandonar".

Restructuración sin prisa

Confesó no tener solución a la crisis aunque dio algunas claves. Explicó que ya en noviembre tenía previsto restructurar su equipo después de las elecciones del 1-M. Tras el resultado inició contactos con los díscolos y el BNG con el que dijo seguir trabajando y encontrar receptividad para que entre la edil Carme Fidalgo en el gobierno. "Seguimos dialogando. Hay que hacer las cosas, sin precipitarnos".

Sobre la marcha de Rey y Cuíña advirtió que su entrada en el grupo de no adscritos era "más coherente", vista la situación. "Tenemos claro, ellos y yo, que no votarán en contra de cosas beneficiosas para Silleda. No hay porque estar bajo el mismo techo para pensar igual".

Pero sobre las razones de su salida sólo explicó que "las conozco, muchas las comparto, pero es su decisión, yo no los cesé", y cree que con el tiempo se irán aclarando las cosas para reconducir una relación "buena a nivel personal". Es consciente de que tendrá que lidiar duro para sacar adelante los plenos. "Será difícil pero no imposible", añadió.

. delegestrada@elcorreogallego.es

MOVIMIENTOS DE FUTURO POR CONCRETAR

Equilibrio "a costa de lo que sea"

Con dos duros años por delante, la regidora silledense tratará de reoganizar las áreas de gobierno definitivamente. Desveló que tras el 1-M pidió a su grupo disponer de sus actas, tenencias de alcaldía y la dedicación de Lázara para negociar la continuidad del gobierno. "No me dolerán prendas, llegado el caso, en usar la oferta de cualquiera de mis ediles o incluso de poner mi acta a su disposición por una razón: creo firmemente que somos la única alternativa de gobierno".

Pena no quiso avanzar por donde pasaría esa restructuración, en la que visto el percal hay muchos movimientos posibles. Sobre la posibilidad de una moción de censura, dijo no saber nada aunque aclaró que Cuiña le había manifestado que no era su intención apoyarla. Sabe que le quedan dos grandes retos: presupuestos y PXOM. No le parece correcto que el PP exiga la aprobación de las cuentas "cuando ellos no lo hicieron en varios años con mayoría".

En este punto explicó que por consejo de los técnicos y en vista de la situación económica de Silleda, era aconsejable seguir trabajando con los presupuestos prorrogados, consciente de las críticas. Y avanzó que con la actual gestión, cuando se ingresen los 1,1 millones de la Semana Verde, el remanente de tesorería será positivo por primera vez en Silleda. Del PXOM, con el reproche al PP de no haber ido a consultarlo, aguarda la respuesta de la Xunta en breve.

Los frentes en Silleda están más abiertos que nunca .