El Correo Gallego

Comarcas | comarcas@elcorreogallego.es

Piden a Educación que tome medidas contra el gas radón

La CIG revela un estudio de la USC que dice que el IES de Outes es de los más afectados

MANUEL GIL OUTES   | 05.02.2011 
A- A+

P.S.
El IES Poeta Añón, ubicado en Serra de Outes, es uno de los más contaminados.
FOTO: P.S.

La Confederación Intersindical Galega (CIG) remitió ayer un escrito al conselleiro de Educación solicitando acciones correctivas y preventivas en los centros educativos que superan el nivel máximo de gas radón. El sindicato hizo público un estudio realizado por la Universidad de Santiago en 58 institutos de enseñanza secundaria que revelaba que el 34% de estos centros supera el límite de 400 bequerelios (unidad de medición de radiación) por metro cúbico en aulas y despachos y que en algunos espacios está por encima de los 800 bequerelios.

La CIG considera "inxustificábel" el caso del IES Poeta Añón de Outes, que, según explicó, lleva dos años pidiendo a Educación medidas correctivas "sen ter ningunha contestación até o de agora". La central sindical subrayó que hay puntos de este centro que superan los 6.000 bequerelios. Apuntó que de un total de 24 localizaciones rastreadas, el 37% sobrepasa los 1.000 bequerelios.

Por ello, la CIG urge a la Consellería que lleve a cabo medidas correctivas en todo el edificio escolar. En la mesa sectorial que se celebró el jueves, la CIG-Ensino se interesó por este tema sin obtener ninguna respuesta.

Ante esta "preocupante situación", la CIG reclama una actuación inmediata aplicando las acciones correctivas y preventivas en todos los centros educativos que superan el nivel máximo de bequerelios establecido por la OMS por suponer un daño para la salud humana.

El radón no tiene olor, es incoloro e insípido. Proviene de la descomposición natural del uranio -uno de los elementos más abundantes en la corteza terrestre- y su inhalación causa lesiones en las células respiratorias que, en exposiciones prolongadas, pueden desembocar en cáncer. El subsuelo gallego, rico en granito y fracturado, eleva en la comunidad el riesgo de exposición.

delegnoia@elcorreogallego.es