El Correo Gallego

Comarcas | comarcas@elcorreogallego.es

ribeira

Los seis ediles del BNG abandonaron el pleno sin votar el catálogo laboral

El gobierno no convenció a la oposición sobre el cambiazo del documento final a los sindicatos // Es el primer plantón nacionalista desde hace casi una década

SUSO SOUTO • RIBEIRA   | 24.12.2009 
A- A+

SUSO SOUTO
Momento en el que los ediles del BNG abandonan el salón de plenos
FOTO: SUSO SOUTO

El pleno de Ribeira aprobó con los únicos votos a favor del gobierno la polémica Relación de Puestos de Trabajo (RPT), ante la espantada de los seis ediles del BNG, que abandonaron la sala al ver rechazada su petición de que se retirase el documento.

Socialistas y nacionalistas exigieron explicaciones sobre el cambiazo del documento a los sindicatos (se les dio a firmar uno distinto al pactado). Pero la argumentación de la edil que tuteló la negociación, Juana Ermitas Crugeiras, no les convenció.

Ambos grupos criticaron además que no se les llamase a participar en el proceso. Crugeiras respondió que "no se nos ocurrió o no lo vimos necesario".

Respecto al cambiazo, reconoció que se hicieron modificaciones, pero que se hizo constar en el documento final, "si bien debimos haber especificado qué cuestiones se cambiaron".

La nacionalista Dominga Brión acusó al gobierno de haber utilizado "a mentira e a chantaxe na negociación" y destacó el hecho de que la RPT pasara del consenso inicial a las 57 alegaciones. "Un de cada catro traballadores recurreu o documento", dijo. El BNG exigió la retirada de la RPT y advirtió al alcalde que "si insiste na política de ordeno, mando e fago saber, non poderemos avalar o documento, nin siquera coa nosa presenza". Acto seguido, los ediles nacionalistas abandonaron la sala, por primera vez en casi una década.

A IPR le bastó el elevado número de alegaciones (57, de las que sólo se estimaron 4) para abstenerse; lo mismo hizo el PSOE, al que no convencieron las explicaciones del gobierno.

El alcalde, José Luis Torres Colomer, dijo que "la RPT no es un documento blindado". Acabado ya el pleno, el gobierno lamentó la "incomprensible actitud del BNG, porque parece que algunos entienden que la democracia consiste en hacer lo que ellos quieren, y no lo que quiere la mayoría". Unas horas antes del pleno, UGT registró un escrito en el que insistía en que se produjo un cambiazo y exigía el retorno al status quo.

. delegribeira@elcorreogallego.es