El Correo Gallego

Comarcas | comarcas@elcorreogallego.es

El urbanismo de la Costa da Morte sufre un grave atasco

Zas es el único concello de Terra de Soneira y Fisterra que dispone de un Plan Xeral de Ordenación Urbana // En Bergantiños, por el contrario, todos tienen el documento, excepto Malpica

Las normas urbanísticas que están vigentes en el municipio de Malpica datan del año 1995 - FOTO: Javier Toba
Las normas urbanísticas que están vigentes en el municipio de Malpica datan del año 1995 - FOTO: Javier Toba

J.M. RAMOS CEE   | 10.01.2011 
A- A+

La planificación urbanística sigue siendo una asignatura pendiente en los municipios de Costa da Morte, especialmente en los de las comarcas de Terra de Soneira y Fisterra, donde tan sólo Zas cuenta, desde el año 2007, con Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM).

De los nueve concellos restantes, sólo Fisterra y Muxía aprobaron inicialmente el documento, si bien ninguno prosperó hasta la fecha. En el municipio fisterrano, la Corporación aprobó el plan en diciembre de 2007, pero los informes desfavorables de Patrimonio debido a la protección de Camino de Santiago siguen frenando la aprobación definitiva. El alcalde, José Manuel Traba, señaló que ahora el primer reto es aprobar el plan especial del casco histórico (PEPRI).

Muxía también llegó a aprobarlo a finales de la pasada legislatura, cuando gobernaba el PP, pero el plan no superó las exigencias de la Xunta. El nuevo ejecutivo local (PSOE) introdujo modificaciones, pero ahora se ha topado con el Plan de Ordenación do Litoral que, según Samuel Lago, edil de Urbanismo, "tal y como nos lo plantearon dejaría a Muxía sin posibilidad de crecimiento". El objetivo del gobierno local es preservar la zona costera exterior, como propone Urbanismo, "pero al menos deben permitirnos que la capital municipal pueda crecer por el área interior". Ahora están a la espera de una "solución" por parte de la Xunta.

Al otro lado de la ría, en Camariñas, el documento urbanístico también lleva atascado varios años, si bien el alcalde, Manuel Alon- so, confía en que antes de finales del próximo mes de enero, el pleno pueda aprobar inicialmente el PXOM. Antes deberán incorporar al documento los catorce cambios propuestos por la Consellería de Medio Ambiente. El regidor asegura que se trata de cuestiones fácilmente subsanables, pero desde la oposición, el portavoz del PP, Daniel Rego, dice que son correcciones de calado, y pide al gobierno local que "informe a los vecinos".

En otros municipios de la zona, como Vimianzo o Corcubión la ordenación urbanística "sigue en el cajón" por falta de consenso entre los distintos grupos políticos. En la pasada legislatura, el gobierno local encargó la elaboración de un documento pero la propuesta no convenció a la oposición, y desde entonces el planeamiento sigue parado.

En Corcubión, por su parte, el gobierno local (PSOE), que está en minoría, elaboró asimismo un documento que remitió directamente a la Xunta para que emitiese un informe acerca del mismo, pero la falta de apoyos desde la oposición (BNG y PP), mantiene frenada la planificación.

En Bergantiños todos los concellos disponen de un plan urbanístico, con la única excepción de Malpica, que se rige por unas normas subsidiarias del año 1995. No obstante, el Plan Xeral de Carballo, aprobado en 2003, podría quedar invalidado si el Tribunal Supremo no avala el recurso presentado por el Concello contra una sentencia que anuló el acuerdo plenario en el que fue aprobado en su día. Asimismo, el PXOM de Laxe tan sólo ha sido aprobado de forma parcial por parte de la Xunta, a expensas de que se modifique la planificación que afecta al casco urbano.

delegcee@elcorreogallego.es