El Correo Gallego

Comarcas | comarcas@elcorreogallego.es

teo

La variante de Cacheiras se abrirá al tráfico desde mañana

Las invitaciones anuncian la inauguración de Touriño y Política Territorial "ni confirma ni desmiente" dicho acto

F. FRANJO • SANTIAGO   | 20.11.2008 
A- A+

Aunque el mes de noviembre ya sonaba de forma como fecha para la inauguración de la AG-59, la autovía entre Santiago y A Ramallosa, la noticia ya adquiere oficialidad. Mañana, viernes, el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, procederá a inaugurar el nuevo vial entre Santiago y A Ramallosa a las 11.30 horas.

Así lo confirma la invitación que recibieron ayer, miércoles, por la mañana los ayuntamientos más directamente implicados con el trazado del vial como es Santiago, A Estrada o Teo.

Sin embargo, fuentes de la Consellería de Política Territorial señalaron a este periódico que "no podían ni desmentir ni confirmar" la inauguración de la autovía. Añadieron que cuando se supiese con exactitud el día y la hora sería comunicado por los cauces oportunos.

En contraste con estas declaraciones, la propia Consellería enviaba ayer a este periódico un anuncio publicitario en el que se detalla que el tráfico rodado se abrirá en la AG-59 a partir de las cinco de la tarde de mañana, viernes 21 de noviembre.

Todo parece preparado. El enlace con Ourense, a la altura de Santa Lucía, era el escollo más firme, ya está ultimado y ayer mismo se habilitaban los accesos a la autopista AP-53.

La AG-59 cuenta con varias salidas. El primero es el ya mencionado enlace con la autopista AP-53, por un tramo de 2,1 kilómetros libres de peaje. El segundo llevará a los conductores hasta Cacheiras, concretamente al nudo de A Gaiteira.

Finalmente, y continuando por el vial principal, se llega al enlace con A Ramallosa para concluir en la rotonda del lugar de A Florida. La nueva carretera prevé la descongestión de una de las salidas más problemáticas de Santiago, principalmente en las horas punta.

LAS CLAVES

Más de 22.000 vehículos diarios

Según las previsiones de la Xunta, el nuevo vial beneficiará a más de veintidós mil ­vehículos diarios que circulan por el perímetro de Santiago. A diferencia de otros viales similares, la autovía AG-59 tendrá un límite de velocidad de 120 kilómetros por hora.

Primera piedra, once de mayo de 2006

El once de mayo del año 2006, el entonces presidente de la Xunta, Manuel Fraga, ponía la primera piedra de la que hoy ya es la autovía AG-59, un vial alternativo a la carretera AC-841 y que beneficiará de forma directa a los concellos de Santiago, A Estrada y Teo.