Dos heridos de gravedad tras una potente explosión de gas en pleno centro de Ordes

Son dos hombres, de 88 y 68 años, hospitalizados en A Coruña y Santiago

Otras dos personas sufrieron lesiones leves

La fachada de la vivienda afectada saltó por los aires

La fachada del piso afectado por la detonación se vino abajo

La fachada del piso afectado por la detonación se vino abajo / Cedida

Dos hombres permanecen hospitalizados tras resultar heridos de gravedad en la explosión de gas que se produjo ayer en torno a las 10.00 horas en un inmueble situado en el centro de Ordes. La potente detonación, que causó gran alarma entre los vecinos, provocó que la fachada del piso siniestrado volase por los aires, sembrando de escombros la vía pública. El herido que reviste mayor gravedad es un hombre de 88 años, que se encontraba en el interior del piso en el que tuvo lugar la detonación. El varón, único ocupante de la vivienda, permanece ingresado en estado muy grave en la Unidad de Quemados del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC) con quemaduras de tercer grado en el 45% del cuerpo.

También se encuentra hospitalizado, en este caso en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), un hombre de 68 años que en el momento del suceso se encontraba en el interior del bar situado en la planta baja del inmueble siniestrado. Tras la explosión tuvo que ser liberado por los servicios de emergencia, al quedarle un pie debajo de los escombros. El herido permanece en la UCI del CHUS con pronóstico reservado.

La explosión provocó la caída de una enorme cantidad de escombros en la vía pública / césar arxina / e.p.

La explosión provocó la caída de una enorme cantidad de escombros en la vía pública / césar arxina / César Arxina (EP)

A causa de la explosión otras dos personas resultaron heridas: un varón que se encontraba también en el interior del establecimiento hostelero, que fue atendido en el centro de salud de Ordes, y una niña de 11 años, que pasaba por el lugar en el momento del suceso y que resultó herida leve.

“Me salvó la barra del bar”

El edificio afectado por la explosión se encuentra en pleno centro de Ordes, en concreto, en la Rúa do Recreo esquina con Rúa Mirón. En su planta baja se ubica el café bar Lesta, cuyo interior sufrió importantes desperfectos. “Está todo completamente destrozado”, señaló a este periódico el gerente del establecimiento, David González, que se encontraba detrás de la barra cuando se produjo la detonación. “Fue la barra la que me protegió de los cascotes”, aseveró. Tras el suceso, lo único que le preocupaba, señaló, fue “acompañar al cliente que se encontraba atrapado bajo los cascotes”. “El ruído y la onda expansiva fueron brutales. En ese momento no te da tiempo a nada”, afirmó González, un asturiano que llevaba algo más de tres años al frente del local y que reside en Ordes junto con su mujer y su hija, que se enteraron de lo ocurrido a través de los vecinos. “Se llevaron un susto muy grande”, lamentó.

En las proximidades del edificio afectado se sitúan numerosos establecimientos comerciales que en el momento del suceso se encontraban también abiertos al público.

La potente detonación se escuchó en toda la localidad y causó una enorme alarma entre los vecinos, que rápidamente llamaron al 112 Galicia para alertar de lo ocurrido.

David González, gerente del café bar Lesta: "En ese momento lo que más me preocupaba era poder quedarme con el cliente que tenía el pie atrapado bajo los escombros”

Se da la circunstancia de que los miércoles es día de feria en Ordes, por lo que en la zona del centro urbano había “más ambiente de lo habitual”, como relató a este periódico Gonzalo Iglesias, que trabaja en una farmacia situada muy cerca del edificio siniestrado.

“La explosión fue tremenda. Un auténtico sustazo”, señaló el farmacéutico, que en el momento del suceso estaba atendiendo a los clientes que se encontraban en la botica. “Imagínese las escenas de pánico que siguieron”, apuntó. “La suerte fue que por el lugar pasó de casualidad una ambulancia”, explicó Iglesias. Desde la farmacia llamaron al 112, que en ese momento “comunicaba”, pero, cuando Iglesias salió de la farmacia, se encontró al personal de la ambulancia hablando ya con Emergencias y haciéndose cargo de la situación. “Ahí fue cuando vimos que la fachada del edificio se había venido abajo. Había muchísimo caos”, explicó.

Gonzalo Iglesias, farmacéutico: “La deflagración fue tremenda. Un auténtico sustazo. Salimos y vimos que la fachada del edificio se había venido abajo. Había muchísimo caos en el lugar”

En cuanto recibieron el aviso de lo ocurrido, los gestores del 112 Galicia solicitaron la intervención de Urxencias Sanitarias de Galicia-061, que movilizó el helicóptero medicalizado con base en Ourense. Al lugar de los hechos se desplazaron también los bomberos de Ordes y de Betanzos, la Guardia Civil y la Policía Local.

En la vivienda siniestrada residía un hombre muy conocido en Ordes, José Vázquez, que es propietario de todo el edificio y vive solo. “Es una persona muy activa, que sale a caminar todos los días. Pero al parecer llevaba unos días enfermo”, explicó a este periódico un vecino de la zona.