La sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, acoge el próximo miércoles un juicio contra un hombre de Ribeira acusado de “prostitución y corrupción de menores” al poseer y difundir pornografía infantil.

También se pide su inhabilitación especial durante 15 años para cualquier profesión, oficio o actividades, sean o no retribuidas, que conlleven contacto regular y directo con personas menores de edad, y libertad vigilada durante siete años.

Según recoge el escrito de acusación de la Fiscalía, el acusado poseía y visualizaba una gran cantidad de archivos -fotos y vídeos- de menores de 16 años participando en “conductas sexuales explícitas”, algunas “especialmente duras y sádicas”

El individuo acumulaba en los dispositivos incautados 833 archivos de esta índole, compartiendo hasta catorce de ellos con otros usuarios utilizando la aplicación eMule.

La acusación incide en “la corta edad” de los menores que salen en las imágenes y que es “constatable a simple vista”.

El escrito de acusación detalla el contenido del material de pornografía infantil e incide en las imágenes “especialmente duras y sádicas” al poder visionarse material de contenido sexual en el que los sujetos “eran menores de muy corta edad manteniendo relaciones entre sí, o menores de muy corta edad mostrando sus órganos sexuales y realizando actos sexuales”.