La Xunta aplaude la venta de Xeal y alcaldes y sindicatos exigen garantías

Alfonso Rueda calificó de “boa nova” el anuncio de compra por parte del grupo energético checo Energo-Pro, por ser una empresa “do sector”

A trabajadores y concellos les preocupa el futuro de las plantas de ferroaleaciones

Vista de la central hidroeléctrica de O Ézaro, en Dumbría, situada al pie del embalse de Santa Uxía y de la cascada del Xallas

Vista de la central hidroeléctrica de O Ézaro, en Dumbría, situada al pie del embalse de Santa Uxía y de la cascada del Xallas / Energo pro

Se confirmaron los rumores de la pasada primavera y Xallas Electricidad y Aleaciones (Xeal) tiene un nuevo propietario: Energo-Pro, un grupo energético checo que adquirió el 100% de las acciones que poseían el fondo de inversión estadounidense Sixth Street y la española Ithaka.

La nueva compañía se hace cargo de las diez centrales hidroeléctricas (167 MW) que Xeal gestiona en Costa da Morte, así como de las dos plantas de ferroaleaciones ubicadas en Cee y Dumbría. La operación incluye también las acciones de Feroe, empresa que ha solicitado una concesión para construir una estación de bombeo con una capacidad de 400 megavatios en el Monte da Ruña, en el municipio de Mazaricos.

Energo-Pro es un grupo energético checo que opera actualmente 48 centrales hidroeléctricas en todo el mundo y, según resalta la propia compañía, “ésta es una de las mayores inversiones checas en España”.

Pese a que las cifras de la operación no han trascendido, la empresa ha informado que ha obtenido un crédito puente de trescientos millones de euros por parte de J. P. Morgan y Goldman Sachs.

“La adquisición de estas plantas hidroeléctricas en Galicia forma parte de la estrategia de diversificación de nuestras actividades, que persigue repartir los riesgos macroeconómicos y geopolíticos. Por primera vez, nos enfocamos en uno de los mercados eléctricos más relevantes de la eurozona que consideramos prometedor en términos de nuestro foco estratégico”, ha afirmado el consejero delegado del grupo Energo-Pro, Petr Milev, a través de un comunicado difundido por la compañía.

Factoría de ferroaleaciones de Xeal, en Brens-Cee / XEAL

Factoría de ferroaleaciones de Xeal, en Brens-Cee / XEAL / j. m. ramos

La Xunta celebra la adquisición

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, aseguró que “dentro do que son operacións no ámbito privado, é unha boa nova que a adquirinte sexa unha empresa do sector”. Reconoció que “acabo de coñecer a noticia”, pero señaló que, con los datos que posee la Administración autonómica, “é unha empresa sólida e solvente, que coñece este negocio”.

Interpelado por si este cambio de titularidad garantizará la continuidad de la actividad de las fábricas de ferroaleaciones, Alfonso Rueda afirmó que “é unha condición”. Mostró asimismo su satisfacción porque “unha vez que se abre a posibilidade de adquisición, que entendan que vir investir a Galicia é unha boa opción e unha boa decisión”.

El alcalde de Dumbría, Raúl González, espera que la nueva empresa propietaria “mantenga el compromiso con el empleo y las inversiones previstas en la comarca, garantizando los puestos de trabajo existentes o incluso aumentándolos”.

González Lado valora positivamente que la nueva empresa propietaria no sea un fondo de inversión, sino que desarrolle su actividad en el sector energético, pero demanda que les informe “directamente del proceso, puesto que en Dumbría se concentra el 80% de las instalaciones de Xeal, entre embalses, centrales y la fábrica de ferroaleaciones”.

Asimismo, demanda que la Xunta explique “si estaba enterada de esta operación”. Desde la prudencia, añadió, “esperamos que el cambio sea postivo para las trabajadoras y trabajadores y para esta comarca”.

Su homóloga de Cee, Margarita Lamela, aguarda, igualmente desde la prudencia, que esta venta suponga “realmente una mejora de la situación actual, ya que solamente está funcionando uno de los 5 hornos y los trabajadores están realizando funciones de mantenimiento”.

Quiere también que la Xunta explique “desde cuándo tenía conocimiento de la operación, máxime cuando la sostenibilidad económica y la protección del empleo en la comarca es la razón del interés general que motivó la incorporación de la no segregación de las actividades de ferroaleaciones y producción eléctrica en el título de la concesión”. Es más: la alcaldesa ceense insta a Augas de Galicia “a iniciar un procedemiento de actualización de la concesión que regule los pronunciamientos de la última sentencia del TSXG del 5 de noviembre de 2020”.

Margarita Lamela señala que se debe “buscar un acuerdo que concilie a las partes y asegurar la preservación de la actividad de las ferroaleaciones y el mantenimiento del empleo en la comarca”. “Hay que dar un paso definitivo para acabar con una incertidumbre que perdura en el tiempo; es necesaria la incorporación de elementos de garantía en el título concesional para evitar que se aminore la actividad de ferroaleaciones, dejándola en un nivel mínimo de subsistencia, y que la empresa se centre solamente en el aprovechamiento hidroeléctrico”, añadió.

Los sindicatos advierten del carácter especulativo de la operación

Por su parte, la CIG ha advertido del “carácter puramente especulativo” de la venta de Xeal, indicando que el acuerdo incluye la empresa Feroe, que no está sujeta a las cláusulas concesionales de explotación del Xallas. El sindicato ve “muchos aspectos” que “quedan en el aire” sobre el plan de inversión presentado por Xeal en el año 2018, que fue “totalmente incumplido” y que desde ambas compañías se dice que continuará adelante. Además, añaden, “la operación se produce sin que la actual propietaria presentase el demandado plan de viabilidad”.

Desde la CIG resaltan que “el coste de compra se sitúa en los 300 millones, cuando se nos dijo que el precio de las centrales era de 174. Es decir: desde 2019 hay un beneficio de casi 130 millones”. La realidad “de este pelotazo”, añaden, es que en las factorías de ferroaleaciones “hay unos 130 trabajadores menos, de los cuales 80 eran eventuales, y los empleados de la industria auxiliar prácticamente desaparecieron”.

Por ello, han solicitado una reunión a tres bandas, que cuente con la representación sindical, las empresas y las administraciones para “abordar las condiciones exactas de la venta”, concluyen.

La nueva empresa presentó este jueves su plan a los trabajadores pero, por el momento, el comité no se pronunció al respecto de la operación.