Los trabajadores de la limpieza en Teo anuncian una huelga estival si no les renuevan un convenio colectivo ´caducado`

Así lo acordaron con la CIG la veintena de empleados, que se encargan también de la recogida de basura

Continúan a día de hoy con las condiciones laborales y salarios congelados desde el pasado año

Imagen de una anterior concentración convocada por la CIG para obligar a negociar convenios colectivos

Imagen de una anterior concentración convocada por la CIG para obligar a negociar convenios colectivos / CIG

La CIG denuncia la parálisis de la negociación del convenio colectivo de la UTE Geseco-Cespa, concesionaria de la limpieza viaria y la recogida de la basura del Ayuntamiento de Teo, debido a la “negativa da empresa a constituir a mesa” de cara a actualizar las condiciones laborales y salariales de los trabajadores de este servicio. Según ha trascendido, se trata de una veintena de empleados que tienen congeladas las retribuciones y mejoras desde hace meses, cuando llegó a su fin dicho convenio.

A este respecto, el secretario de la CIG-Servizos de Compostela, Roberto Alonso, abunda en la información explicando que este centro de trabajo tiene un convenio colectivo propio que se viene negociando con regularidad. El último finalizó el 31 de diciembre del año pasado, pero “despois de varios intentos realizados pola CIG, as empresas da UTE non sentan coa representación sindical para constituír a mesa e empezar as negociacións”, trasladaba a este diario.

Dada la presunta pasividad de la empresa, y los perjuicios que supone para los derechos laborales, salariales y sociales del personal, la CIG-Servizos y la representación sindical mantuvieron una reunión con la alcaldía del Ayuntamiento de Teo, que encabeza Lucía Calvo, teniendo como repuesta “que se trata dun problema entre unha empresa privada e os seus traballadores”.

Servicio básico

“Con esta actitude, o Concello amosa un total desinterese por un servizo básico para a veciñanza como é a limpeza viaria e a recollida do lixo”, critica Alonso. Por eso, la central sindical, ante la “pasividade” de las empresas que integran la UTE y del Ayuntamiento de Teo, iniciará en las próximas fechas un calendario de movilizaciones para poner en conocimiento del vecindario la situación de este colectivo, sin descartar incluso convocar una huelga.

Alonso señala que “agardamos por parte da alcaldía que, no caso de ter que chegar á convocatoria de folga, non decrete servizos mínimos abusivos, tal e como aconteceu o ano pasado no Concello de Ames e que foron anulados” por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

Desde la representación sindical subrayan que han pedido en reiteradas ocasiones a los responsables d Geseco-Cespa que emprendan la pertinente negociación, “pero non hai resposta, din que dependen do que digan en Madrid”. Y en cuanto al parecer del gobierno local, la CIG deja claro que a pesar de tratarse de empresas privadas, “cubren un servizo público, e os que rematarán afectados se hai folga non serán so os traballadores nas súas nóminas, senón tamén a veciñanza polo lixo sen recoller” este mismo verano.

Testimonio municipal

La alcaldesa de Teo, la popular Lucía Calvo, apunta que se trata de un servicio subcontratado por el Concello, pero que aún así se puso en contacto con la citada unión temporal de empresas. Al hilo, lamenta que “mis medidas de presión están bastante coartadas, en el sentido de que tengo que apelar a la buena voluntad con los trabajadores, porque es una empresa”. Y también reconoce que el contrato de basuras está en precario “desde hace casi cuatro años”, recordando que los pliegos técnicos de la nueva contratación ya están elaborados y en la oficina municipal para su aprobación en pleno y licitación, por lo que califica la cuestión de “coyuntural”. Calvo acaba reiterando que recogió “el guante de los trabajadores”, y realizó “la mediación” con esta UTE.

Suscríbete para seguir leyendo