Jealsa advierte que podría trasladar la conservera Escurís a otro concello si no se autoriza su ampliación en A Pobra

El cuatripartito aprobó la moción vecinal de rechazo al proyecto

"Lo que al PP le preocupa a mí me tranquiliza”, dijo la edil nacionalista Amparo Cerecedo

El portavoz vecinal, Germán Fernández, 2º por la izqda. en un escaño, asiste a la votación tras leer la moción

El portavoz vecinal, Germán Fernández, 2º por la izqda. en un escaño, asiste a la votación tras leer la moción / Cedida

Suso Souto

Los cuatro partidos que forman el gobierno local de A Pobra (Nós Pobra, PSOE, BNG y VIP) aprobaron en el pleno de este jueves una moción vecinal que rechaza el proyecto del grupo empresarial Jealsa para ampliar las instalaciones de la conservera Escurís en A Baiuca. Un rechazo que justifican alegando la “afectación paisajística y ambiental” que supondría redimensionar la factoría, ubicada en el centro urbano, junto a una zona residencial.

Un portavoz de los afectados, Germán Fernández, leyó la moción en la que se instaba al gobierno local a aprobar una declaración institucional en apoyo a ese rechazo, a avanzar en la ampliación de suelo industrial en el municipio y a presentar alegaciones si el proyecto es aprobado en las condiciones actuales.

Los vecinos consideran que la ampliación (para la que Jealsa solicitó a la Xunta la declaración de interés autonómico) aumentaría los actuales problemas de ruidos y malos olores y produciría “un nefasto impacto paisajístico” al convertir en edificable con fin industrial el margen derecho del paseo del río Morto.

Amparo Cerecedo (BNG) apuntó que “el proyecto no tiene interés autonómico porque ni siquiera es supramunicipal”. Lois Piñeiro (Nós Pobra) acusó a los promotores de “pretender saltarse el PXOM”.

Fachada de las instalaciones de Escurís en A Baiuca

Fachada de las instalaciones de Escurís en A Baiuca / Suso Souto

El PP se quedó solo en su defensa del proyecto. Su portavoz, Manuel Durán, mostró su “sorpresa y enfado” por no haber tenido acceso “al expediente de un proyecto tan importante” hasta el 5 de mayo, cuando el Concello ya había emitido su informe desfavorable.

“Entendemos las molestias de la actividad y las inquietudes vecinales, pero debemos mirar por el bien común, y no por el interés particular de cada uno. Yo soy vecino de esa zona”, dijo Durán, culpando a Nós Pobra “de nueve años de falta de gestión en el desarrollo de suelo industrial”.

Durán desveló que su grupo se reunió con representantes de Jealsa y que la empresa “es consciente de perjuicios puntuales y esta en vías de mejorarlos. Por ejemplo: va a cambiar las calderas de fuel a gas”. Y advirtió que “nos han dicho que, si el proyecto no prospera, están dispuestos a trasladar la factoría a otro concello. Tienen terrenos en los polígonos de Boiro y Rianxo. Eso sería muy grave y no vamos a ser partícipes”.

Cerecedo le respondió que “lo que al PP le preocupa a mí me tranquiliza” y, tras aludir a una carta remitida por un representante de Jealsa en la que advierte que “la compañía cuenta con terrenos en otro concello a donde trasladarse”, la edil nacionalista (responsable de Promoción Económica) añadió que “eso quiere decir que no van a despedir a nadie”.