Muros, A Pobra, Camariñas y Ribeira se rebelan contra la tasa que grava actividades en sus zonas portuarias

Portos alega su obligación legal de cobrar por los usos privativos de suelo público

O Son, Rianxo y Outes sopesan pedir también la anulación

Ribeira, Muros, A Pobra y Camariñas se rebelan contra la tasa por celebrar actividades en sus zonas portuarias

Suso Souto

Suso Souto

Las corporaciones de Muros, A Pobra y Camariñas acaban da aprobar (a propuesta del BNG y con el apoyo del PSOE) sendas mociones instando a la Xunta a modificar la Lei 6/2017 de Portos de Galicia para eximir a los concellos y entidades sin ánimo de lucro del pago por el uso de terrenos portuarios. 

Mercadillos, conciertos, fiestas, aparcamientos... Son varias las actividades que suelen acoger esos recintos en los que la limpieza corresponde a los ayuntamientos.

“A maior parte do paseo marítimo de Muros pertence a Portos e temos que pagar pola súa ocupación para calquera tipo de eventos, pero temos que levar nós o seu mantemento e facernos responsables de todo o que ocurra”, dijo la alcaldesa muradana, María Lago. En caso de que la tasa no sea anulada, Muros reclama que lo que se recaude con ella se dedique a mejorar el mantenimiento de los puertos y a abonar el seguro de responsabilidad civil que cubre los siniestros en las zonas portuarias “que están abonando os concellos”.  

Las mociones aprobadas en A Pobra y Camariñas, donde el PP votó en contra y se abstuvo, respectivamente,van en la misma dirección. También Ribeira mostró su rechazo a dicha tasa. En este caso, el gobierno local sigue esperando, además, a que Portos desafecte la zona que no tiene uso portuario y que está integrada en la trama urbana (la avenida del Malecón y el parque García Bayón) para que sea gestionada directamente por el Concello.

La iniciativa de esta rebeldía contra la tasa portuaria la tomó el BNG con una proposición no de ley registrada en abril en el Parlamento gallego en la que pide su anulación. Según esta formación, Portos ingresó en 2022 en concepto de cánones, concesiones y autorizaciones 2.889.364 €. Este apartado es el segundo que más ingresos le genera cada año, tras la tasa por desembarco de pesca fresca (5.008.871 € en 2022) y supuso un 16,9% del total de ingresos de gestión ordinaria ese año (17.062.216 €).

Pero hay más concellos en los que está abierto el debate que cuestiona la tasa. Rianxo señala que “probablemente sigamos ese camiño”; O Son abrió un diálogo con Portos al respecto; y Outes está valorando pedir la anulación de la tasa.

Por su parte, Portos de Galicia responde que es su obligación legal cobrar por el uso privativo de suelo público y que, aunque reconoce y respeta “a concepción histórica de uso social dos peiraos para as vilas mariñeiras”, las tasas que aplica “están orientadas á defensa dos profesionais do mar, bonificando os usos portuarios fronte a outros de carácter lúdico”.

TEMAS