Nueva sorpresa en la lonja de Ribeira: subastan dos chernas de 49 kilos

Uno de los ejemplares fue adquirido por Pescados y Mariscos Carlos, de la plaza de abastos de Santiago, y el otro por la empresa ribeirense Pescados Moncho

Sorpresa en la lonja de Ribeira

Javier Rosende Novo

La lonja de Ribeira, el principal puerto de pesca de bajura de Europa, es uno de los mejores escaparates del mar gallego. En ella su subastan a diario unas setenta especies diferentes de pescados y mariscos. Manuel Tomás Abal tiene 39 años y es subastador de la rula de la capital barbanzana desde que tenía 16. Ha visto salir del mar casi de todo, pero asegura que no deja de sorprenderse. Y es que a menudo pasan por sus manos ejemplares de curiosas especies y de tamaños excepcionales.

Nueva sorpresa en la lonja de Ribeira: subastan dos meros de 49 kilos

Cedido

Este jueves el pesquero Mar de Nemiña, de Muxía, del armador David Guisamonde, descargó en Ribeira diez ejemplares de Polyprion americanus, popularmente conocido como cherna, y también como mero, a cuya familia pertenece. Ocho de ellos pesaban en torno a los 5 kilos, pero otros dos eran de 49 kilos. "El peso normal en esta especie es de unos 10 kilos, pero capturar piezas de 49 no es desde luego nada habitual", explica Manuel.

Manuel Tomás con los dos ejemplares de cherna de 49 kilos

Manuel Tomás con los dos ejemplares de cherna de 49 kilos / Cedida

De hecho, es la segunda vez que este subastador de la lonja ribeirense se encuentra con una cherna de ese tamaño: la primera fue el año pasado y, curiosamente, la pieza también pesaba 49 kilos y había sido capturada por el mismo barco.

Una de las enormes chernas subastadas el jueves (capturadas entre Fisterra y A Coruña) fue adquirida por Pescados y Mariscos Carlos, de la plaza de abastos de Santiago de Compostela, y la otra por Pescados Moncho, de Ribeira. El precio más alto alcanzó los 33 euros el kilo.

Esa misma jornada entraron en la rula ribeirense otras diez chernas, capturadas por el pesquero Balbina Segundo, pero en este caso de entre 3 y 6 kilos.

Manuel tiene en su haber una curiosa colección de fotos sosteniendo pescados y mariscos XXL: un rodaballo de 10,7 kilos; un besugo de 3,7; una lura de casi 3; un pargo de 7,6; un bogavante de 5,5; un lenguado de 2,5; un mero de 17 y otro de 38; un pez espada de 88 y otro de 219... Alguna de estas piezas puntúa más en báscula que España en el festival de Eurovisión.