Ribeira estrena el moderno auditorio con grada retráctil telescópica con el que redimensionará la oferta cultural

Cientos de personas asistieron a la inauguración del complejo, cuya construcción y equipamiento superaron los seis millones de euros

Ribeira estrena el moderno auditorio con grada retráctil telescópica con el que redimensionará la oferta cultural

Suso Souto

Llegó el día. Con retraso, polémica y sobrecoste, pero Ribeira inauguró este sábado el moderno auditorio municipal, en cuya construcción y equipameinto se invirtieron más de seis millones de euros.

El alcalde, Luis Pérez, descubrió la placa en un acto al que asistieron la consellería de Política Social e Igualdade, Fabiola García, y la diputada provincial Mar García. Cientos de personas pudieron asistir luego al concierto de la Orquestra de Cámara Galega. En el nuevo escenario del epicentro cultural ribeirense sonaron piezas de Haendel, Mozart y Boccherini como prólogo a una programación especial de acceso gratuito para las próximas semanas.

Fabiola García, sexta por la izquierda, y Luis Pérez, séptimo, con las autoridades e invitados

Fabiola García, sexta por la izquierda, y Luis Pérez, séptimo, con las autoridades e invitados / Suso Souto

Casi dos horas antes de la apertura de puertas ya había una larga cola de gente esperando.

Casi dos horas antes de la apertura de puertas ya había una enorme cola de gente

Casi dos horas antes de la apertura de puertas ya había una enorme cola de gente / Suso Souto

El equipo formado por los arquitectos mallorquines Bernat Pons Vidal, Anna Gorrochategui Matas y Antoni Pons Cañellas diseñó una instalación de geometrías irregulares simulando dos rocas de un espigón.

Ribeira estrena el moderno auditorio con grada retráctil telescópica con el que redimensionará la oferta cultural

Suso Souto

El edificio abre sus puertas a un triple espacio que actúa como una plaza interior. El semisótano tiene iluminación natural constante gracias a las aperturas laterales y al lucernario. La sala principal está equipada con 460 butacas (450 fijas y 10 desmontables) y la polivalente, con 120 (115 fijas y 5 desmontables).

Panorámica de la sala principal, con butacas

Panorámica de la sala principal, con 460 butacas / Suso Souto

En este espacio de la primera planta se instaló una grada retráctil telescópica de 12,85 metros de ancho y 77,10 metros de largo sobre la que se ubican las butacas distribuidas en seis alturas. Así, se podrá aprovechar este espacio para eventos y actividades que por sus características no precisan de asientos, pues las gradas retráctiles telescópicas están especialmente indicadas para salas polivalentes, al permitir liberar el espacio que ocupan cuando no se usan.

Sala con grada retráctil telescópica y pantalla

Sala con grada retráctil telescópica y pantalla / Suso Souto

El alcalde ribeirense no quería dar la cifra del coste exacto del auditorio (“hoy no es el día”, dijo) pero entre bambalinas señalaba que aún quedan por pagar 900.000 euros.

El complejo fue construido por la UTE formada por las empresas Xac y Prace. Y, cosillas aparte (como la falta de climatización en un vestíbulo de enormes ventanales o la ausencia total de papeleras), la instalación resultó del agrado de los asistentes, entre los que se encontraban la Corporación municipal al completo; los alcaldes de Rianxo (Julián Bustelo) y A Pobra (Carlos Vidal); el senador y exalcalde de Ribeira Manuel Ruiz; y varios ediles, así como los arquitectos Bernar Pons y Antoni Pons

En el vestíbulo hay zona de escenario y bancada

En el vestíbulo hay zona de escenario y bancada / Suso Souto

Justo al lado del auditorio se procede ya a la apertura de la prolongación de la calle Barbanza, que permitirá crear una veintena de plazas de estacionamiento en un entorno en el que aparcar no es fácil.

Por la izquierda, los arquitectos Robert Pons y Antoni Pons y el alcalde, Luis Pérez

Por la izquierda, los arquitectos Bernar Pons y Antoni Pons y el alcalde, Luis Pérez / Suso Souto