El Concello de Ames limpia varias fincas con riesgo de incendios forestales

Son parcelas cuyos propietarios desoyeron los requerimientos del Ayuntamiento

Los dueños pagarán los costes de los trabajos y multas de entre 1.000 y 100.000 euros

De espaldas, un operario de Seaga limpiando una finca en Ames

De espaldas, un operario de Seaga limpiando una finca en Ames / CEDIDA

El pasado 31 de mayo terminó el plazo para que los propietarios de las parcelas forestales situadas en las proximidades de viviendas u otro tipo de edificaciones las dejasen limpias de maleza a fin de evitar el riesgo de incendios forestales que pudiesen acabar propagándose a zonas habitadas. Sin embargo, como ocurre cada año son muchos los dueños de fincas que desoyen los requerimientos al respecto para mantener limpias sus propiedades, de manera que, según establece la Lei de prevención e defensa contra incendios, deben ser los concellos los que se ven obligados a asumir el desbroce de estas propiedades como responsables subsidiarios de la gestión de la biomasa cercana a las viviendas.

Limpieza en Costoia y Maguxe

Pues bien, en el Concello de Ames se acometen estos días los trabajos de limpieza de parcelas forestales en el lugar de Costoia, perteneciente a la parroquia de Biduído, donde se están desbrozando tres fincas que suman una hectárea de superficie.

Además, y según confirma el Gobierno local que dirige Blas García, está previsto que se realicen trabajos de gestión de la masa forestal en el monte de O Galiñeiro, en el lugar de Maguxe, perteneciente a la parroquia de Ortoño. En este caso se procederá a la limpieza de 20 parcelas, con una extensión de 2,5 hectáreas.

Se trata de trabajos que se enmacan dentro del convenio de colaboración que cada año firma el Concello de Ames con la Xunta, la Fegamp y la sociedad pública Seaga. El objetivo del acuerdo es gestionar la biomasa forestal de la red de fajas secundarias que vienen establecidas en la Lei 3/2007, del 9 de abril, de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia.

Los concellos, responsables subsidiarios

La normativa autonómica contempla que la gestión de los espacios para la prevención del fuego corresponde a los titulares de los terrenos y, de manera subsidiaria, a los concellos. En el año 2018, Xunta, Fegamp y Seaga suscribieron un convenio para crear un sistema público de gestión de la biomasa en esas fajas, de forma que protegiese las aldeas de los fuegos forestales. En la actualidad, un total de 283 municipios gallegos, entre ellos el de Ames, están adheridos a ese acuerdo.

Los propietarios tendrán que pagar

Los trabajos de limpieza que acomete de manera subsidiaria el Ayuntamiento deben ser abonados por el propietario de la parcela en cuestión. Los dueños de terrenos que no cumplan con lo establecido en la Ley se enfrentan, además, al pago de multas que pueden ir de los 1.000 euros por una infracción leve a los 100.000 por una infracción grave.

Tras la inspección de las parcelas, se procedió a iniciar la limpieza en Costoia y Maguxe. En la primero de estos lugares, una de las fincas en cuestión está siendo desbrozada por su propietario, que a última hora atendió los requerimientos realizados por parte del Concello, mientras que las otras dos están siendo limpiadas por personal de Seaga. En este punto existe una masa forestal cerrada de acacias y eucaliptos a la que no se da accedido y que representa un peligro real, en caso de incendio, para las viviendas de este núcleo rural.