SUCESO

Persecución en Carballo con dos policías heridos y tres detenidos

Uno de los arrestados huyó de un control y los otros dos, familiares del primero, agredieron a la Guardia Civil

Bombero limpiando la vía en el punto donde fue embestido el coche policial

Bombero limpiando la vía en el punto donde fue embestido el coche policial / Consorcio

Noche agitada en la primera jornada festiva de San Xoán en Carballo, con dos agentes de la Policía Local heridos y tres detenidos tras una persecución policial por las calles de la capital de Bergantiños. Los hechos sucedieron en torno a la 1.00 de la madrugada cuando una patrulla detectó a un conductor circulando temerariamente y procedió a darle el alto. Lejos de parar, el conductor y único ocupante del vehículo emprendió la huida.

Los agentes de la Policía Local le siguieron y, según indican, el huido, en su intento de fuga, llegó a circular a más de 100 km/h por las calles del casco urbano carballés hasta que accedió a la autovía AG-55, la cual abandonó poco después en la salida hacia Malpica. Allí estaba otro vehículo de la Policía Local y, lejos de parar, el conductor continuó la marcha y embistió al coche policial, dejando heridos a los dos agentes que estaban en su interior, los cuales fueron derivados al Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña.

Tras pedir refuerzos, acudieron al lugar otras patrullas y agentes de la Guardia Civil. El conductor se negó a realizar la prueba de alcohol y drogas y acabó siendo inmovilizado y detenido, no sin antes oponer resistencia y proferir amenazas e insultos graves a los agentes del orden. Además, entre los cargos que se le imputan figuran también los de conducción temeraria y poner en peligro la vida e integridad de las personas, así como menosprecio a los policías actuantes.

Pero la noche no acabó ahí, ya que, poco después, se personaron en el lugar de los hechos un hermano gemelo del detenido y un primo, los cuales emprendieron una discusión con los agentes de la Guardia Civil, a los que intentaron agredir. Finalmente, ambos fueron inmovilizados, detenidos y trasladados al puesto de la Benemérita en Carballo. Todos ellos son individuos bien conocidos por las fuerzas del Orden. Los dos gemelos residen en el barrio carballés de O Sixto.

Como consecuencia de la colisión, en la carretera AC-418, a la altura del cruce de la calle Olveiras, fue necesaria también la intervención de los bomberos del parque comarcal provincial de Carballo para limpiar la vía con el fin de poder restablecer la circulación, dado que los vehículos ocupaban el carril de entrada a la capital de Bergantiños. En la calzada había manchas de aceite, cristales, plásticos, restos de madera y residuos, ya que el vehículo del detenido acabó impactando también contra una isla de contenedores.