Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 07 agosto 2022
10:16
h

“Agora poderemos optar a axudas e coidar a contorna da Ponte Maceira”

El concejal de Patrimonio Histórico ve positiva la declaración BIC // El regidor maiano y su homólogo negreirés aluden a la tardanza y tareas aún pendientes

Tras el anuncio de la declaración de Ben de Interese Cultural, BIC, para A Ponte Maceira en categoría de monumento, llegan las reacciones desde los dos municipios que comparten la localidad que divide el Tambre: Negreira y Ames. Y era el edil de Patrimonio Histórico maiano, David Santomil, quien concretaba que ahora podrán “optar a distintas axudas e ter a súa contorna coidada, tal e como se merece este lugar”.

El concejal recordaba que este viaducto “é un fito singular da paisaxe, que centraliza todo un conxunto de valor cultural e que é o paso dunha vía histórica e do propio territorio do Camiño de Santiago”, aludiendo al “amplo recoñecemento social polos seus valores culturais” y que el BIC incluye “a ponte e mailos bens do patrimonio etnolóxico, como hórreos, cruceiros ou muíños”.

Por su parte, el regidor Blas García, también mostraba su satisfacción, ya que “trátase dunha moi boa nova para os concellos de Ames e Negreira. Esta declaración chega algo tarde xa que comezamos coa tramitación en 2017, pero por fin se produciu a declaración da Ponte Maceira como BIC. Non hai dúbida que é un importante fito que vai a poñer en valor aínda máis e potenciar a Ponte Maceira e todo o seu entorno”.

Desde la otra orilla, el mandatario negreirés Ángel Leis esperaba que el sello BIC “sirva para outorgarlle unha maior protección e traballos de conservación, ante os danos na súa estrutura por parte da Xunta, xa que tanto Ames como Negreira levamos pedíndolle unha intervención nos muíños, na presa e na ponte, que non acaba de producirse”. Y es que, precisamente, era este diario el que divulgaba hace años la existencia de una gran grieta propiciada por las raíces de las plantas bajo uno de los arcos, si bien los técnicos aclaraban que no suponía un peligro inmediato de derrumbe.

Se trata de una infraestructura que vertebró la actividad comercial de este entorno de la Galicia interior desde la Edad Media y que hoy en día forma parte del Camino de Fisterra y Muxía. Fue levantada en el siglo XIII o XIV, si bien hay estudiosos que ven muy probable que se utilizase en parte la estructura de un puente romano. Se formaliza así la salvaguarda de esta infraestructura histórica de ingeniería con la que se suman ya 776 los BIC existentes en Galicia, 103 de ellos declarados desde la entrada en vigor de la ley del patrimonio cultural de 2016.

Con la aprobación del decreto de declaración BIC, la Xunta de Galicia completa el procedimiento iniciado en noviembre de 2017 tras la solicitud de los ayuntamientos de Ames y Negreira. Una vez recopilada toda la documentación, en 2020 la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural de la Xunta inició el expediente de declaración, que ahora se completa con las aportaciones recibidas en el período de exposición pública. Con esta distinción se acuerda incluir en el Catálogo del patrimonio cultural una relación de 30 bienes del patrimonio etnológico, como hórreos, cruceiros o molinos, entre otros, por lo que están sometidas al mismo régimen de protección que el resto de inmuebles que integran el conjunto. Se valoró, especialmente, la antigüedad del viaducto, su influencia en la configuración del territorio y su calidad constructiva y su estado.

20 may 2022 / 22:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.