Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 30 noviembre 2021
02:47
h
SEGURIDAD. Adif ordena instalar once cámaras con sistema de detección de movimiento y un nuevo vallado // Mide 1.620 metros // Se intensificará la vigilancia TEXTO Suso Souto

Blindan el viaducto del AVE en Rianxo contra accesos no autorizados

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, inició la ejecución de las medidas diseñadas para mejorar la protección del entorno del viaducto del río Ulla (construido entre Rianxo y Catoira), en el Eje Atlántico de Alta Velocidad Vigo-Santiago-A Coruña, para evitar los accesos no autorizados a su estructura.

Las medidas incluyen la instalación de cámaras con sistemas de detección de movimiento, el aumento de la vigilancia en la zona y la sustitución del vallado actual por un cerramiento urbano mixto.

El objetivo de estas actuaciones, que tienen un plazo de ejecución de un mes, es evitar el acceso de personas no autorizadas a la estructura y al tablero del viaducto, con el consiguiente riesgo para la seguridad de las personas y las circulaciones ferroviarias. Adif intensificará la vigilancia del entorno con un aumento de las patrullas y rondas por parte de su servicio de seguridad.

También se sustituirá el vallado existente (malla de simple torsión) por un cerramiento urbano mixto (integrado por hormigón y estructura metálica) en ambos estribos.

El viaducto sobre el río Ulla, en servicio desde abril de 2015, constituye la estructura más emblemática del Eje Atlántico. Próximo al estuario de la ría de Arousa, conecta las provincias de Pontevedra y A Coruña, entre Catoira y Rianxo, en un entorno natural de extraordinaria belleza y sometido a especiales condiciones medioambientales.

En virtud de estas premisas, Adif y la firma de ingeniería Ideam (especialista en puentes y estructuras singulares) trabajaron en el diseño de una solución estructural singular basada en el cuidado estético de la solución e integración medioambiental en el entorno; la reducción del número de pilares ubicados en el cauce, siempre dentro de los condicionantes técnicos de los viaductos de alta velocidad y de unos costes de ejecución asumibles; el planteamiento de procesos constructivos con la máxima independencia posible del cauce y de sus riberas, con objeto de minimizar su afección medioambiental; y la búsqueda de la máxima transparencia y mínimo impacto visual en el entorno.

Estos condicionantes desembocaron en el diseño de un viaducto de 1.620 metros sobre 11 pilares, con 3 vanos principales de 225, de 240 y de 225 metros de luz y varios vanos de acceso de 120 metros de luz. El vano central de 240 metros supuso en el momento de su construcción un récord del mundo en su tipología (tablero mixto hormigón-acero), superando los 208 metros del puente de Nautenbach (Alemania). La complejidad de la estructura metálica del tablero, con más de 20.000 toneladas de acero y piezas de hasta 17,5 metros de canto, precisó de un sistema de control de ejecución pionero hasta la fecha en España.

El ancho de la plataforma es de 14 metros, y la altura del tablero sobre el nivel del río Ulla es de 60 metros.

El viaducto del Ulla fue galardonado con el Premio San Telmo 2015, del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Galicia, en su novena edición. Esta mención distingue, cada dos años, a la mejor obra de ingeniería construida en Galicia, en base a su calidad técnica, territorial y constructiva, y su efecto positivo sobre la calidad de vida.

Además, la International Association for Bridge and Structural Engineering le otorgó el Outstanding Structure Award 2016, en calidad de finalista. Este premio reconoce los proyectos de puentes y estructuras más destacados a nivel mundial.

areadecompostela@elcorreogallego.es

07 oct 2021 / 17:45
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
AVE
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.