Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 21 septiembre 2021
15:53
h
Romería. La flota de drakkars llega este domingo, 1 de agosto, subiendo por el Ulla hasta la Illa de Castrivello para retornar sin realizar el tradicional asalto a las torres // El concierto de Milladoiro abrirá hoy los actos del día grande TEXTO María Rendueles

Catoira recibirá a los vikingos sin multitudes ni desembarcos

Como cada primer domingo de agosto, desde hace ya sesenta años, este domingo la flota vikinga procedente del norte de Europa hará su incursión en la localidad pontevedresa de Catoira, aunque este año realizará un ascenso fluvial por el Ulla que no terminará en el tradicional desembarco. No habrá asalto a las Torres del Oeste, el último obstáculo que tienen que superar los guerreros nórdicos para llegar a Compostela, ni miles de personas contemplarán el espectáculo mientras degustan el vino y los mejillones. Pero, con precaución, vecinos de la zona y visitantes podrán disfrutar de un animado fin de semana en el que la música la pondrá, hoy sábado, un gran grupo: Milladoiro.

Este año, la COVID ha obligado al Concello de Catoira a replantearse todo el programa, pero sin renunciar a la celebración de su tradicional romería. Así, esta tarde y mañana por la mañana habrá un pasacalles de Troula, O Séquito Vikingo, por la rúa da Estación, con percusión y zancudos. Y a partir de las 22.00 horas, en un escenario situado frente a la casa consistorial, el grupo referente de la música tradicional gallega, Milladoiro, integrado mayoritariamente por catoirenses, ofrecerá un concierto.

Ya mañana domingo, la flota de drakkars levantará las anclas para participar en la incursión fluvial. Los guerreros llegarán en el Torres do Oeste, el Frederikssund y el Ardglass-Catoira, que ascenderán por el Ulla, junto a tres embarcaciones de la ría de Arousa, hasta la Illa de Castrivello, para retornar sin desembarcar en la fortaleza. Será sobre las 12.30, aunque, una hora antes, Baiuca actuará en el escenario de las Torres dentro de un programa presentado por Ismael Sobrino, El Chuso, y que será retransmitido online a través de las redes sociales del Ayuntamiento, incluyendo tomas aéreas de las embarcaciones. La asistencia a todos los eventos será gratuita, pero con reserva previa de las entradas.

Hay que indicar que, como es habitual desde que Catoira se hermanó con Frederikssund, una localidad de Dinamarca que también festeja sus raíces vikingas, el entorno de las Torres del Oeste se ha convertido estos días en el escenario de una representación teatral cuya temática gira, invariablemente, en torno a dos asuntos: el amor y la guerra, ambientada siempre con fuego. La mencionada obra, que fue representada por los integrantes de la escuela municipal, era El Rei Snie.

La Romaría Vikinga de Catoira es una de las celebraciones más singulares y conocidas en Galicia. Su fama incluso trasciende las fronteras de España. La tradición de esta fiesta profana se remonta a 1960, cuando se celebró por vez primera un acto rememorando los desembarcos en las tierras del Ulla. Fueron los miembros del Ateneo do Ullán (foro artístico y literario integrado por intelectuales de la zona) los precursores de un festejo que comenzó siendo una reunión de amigos con inquietudes culturales comunes.

A partir de 1965, los trabajadores de una empresa local tomaron su lugar, y durante casi 25 años asumieron la organización y el patrocinio de una romería que, con el paso del tiempo, se consolidó y adquirió notoriedad a nivel internacional.

31 jul 2021 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego