Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 27 enero 2022
04:04
h

Condenan a dieciséis años de cárcel al coristanqués que apuñaló a su esposa

El vecino de Centiña (Coristanco) que en agosto de 2020 intentó asesinar a cuchilladas a su mujer se declaró culpable y ha aceptado la pena de dieciséis años y medio de cárcel que solicitaba para él la Fiscalía. Por ello, la sección primera de la Audiencia Provincial ya ha dictado la sentencia del juicio que se iba a celebrar este martes debido a que las partes han llegado a un acuerdo.

Además de la pena de prisión, deberá indemnizar a la víctima con más de 46.000 euros y permanecer a más de dos kilómetros de ella durante más de 19 años.

Los hechos se produjeron el pasado 13 de agosto de 2020 en las inmediaciones del domicilio familiar, en el lugar de Centiña, después de que el ahora condenado ya hubiese llegado a amenazar y agredir físicamente en varias ocasiones a la víctima.

Ese día, según relata el Fiscal, volvió a provocar una discusión con la mujer a cuenta de unas supuestas infidelidades, llamándole “puta y zorra”. Ella, intentando evitar cualquier enfrentamiento, decidió abandonar el hogar en compañía de su madre, dirigiéndose al domicilio de una vecina. Él las siguió y agarró a la mujer para tratar de arrastrarla de vuelta a casa, llegando a darle un golpe en el rostro al intentar resistirse.

La vecina le amenazó con llamar a la Guardia Civil, por lo que el agresor volvió a su domicilio pero, apenas cinco minutos después, regresó portando un cuchillo de cocina de 10,5 centímetros de hoja, el cual llevaba escondido en una manga. A pesar de ello, la mujer se lo vio y comenzó a gritar “que trae un cuchillo, que me va a matar”. Tanto su madre como la vecina intentaron evitar la agresión, pero no pudieron impedir que le asestara una puñalada en el lado izquierdo del pecho “con la intención de acabar con su vida”, según el informe fiscal.

El acto de apuñalamiento, añade, fue “ejecutado con tal violencia que dio lugar a que se partiera el cuchillo...., cayendo la hoja al suelo y quedando el mango en la mano del agresor, quien se da cuenta de este hecho en el momento que inicia el movimiento para dar una segunda puñalada”. Al verse imposibilitado de seguir agrediendo a la mujer “huyó del lugar”.

La víctima tardó setenta y cinco días en recuperarse de sus heridas, permaneciendo en estado muy grave los siete posteriores a la agresión. Además, continúa a tratamiento en el Servicio de Salud Mental del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, ya que presenta una sintomatología ansiosa.

Previamente, según la Fiscalía, en el mes de abril, durante otra discusión de la pareja, su hija solicitó la presencia de la Guardia Civil pero ella, debido al miedo, minimizó ante los agentes la importancia de la situación y, cuando estos se marcharon le colocó un cuchillo a la altura del cuello y la amenzó con que la mataría si volvía a llamar a las fuerzas del orden. Dos meses después, tuvieron otro enfrentamiento y el condenado llegó a morderle en el rostro provocándole una herida bastante visible.

02 nov 2021 / 16:40
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.