Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 06 mayo 2021
23:04
h
¿y si se bajase la barrera? Setecientos vehículos buscan hueco cada día en la fachada urbana, casi la mitad dentro del recinto portuario // Ni el mayor de los aparcamientos subterráneos, de 320 plazas, supera en capacidad al ‘territorio marítimo’, donde la ordenación vial empeoró la invasión TEXTO Suso Souto

El mayor parquin de Ribeira es el puerto

Ribeira tiene nueve parroquias: Santa Uxía, Palmeira, Aguiño, Corrubedo, Artes, Oleiros, Olveira, Carreira y Castiñeiras. Pero existe una décima que emergió del mar gracias a los rellenos hechos desde mediados del siglo pasado y que permitieron ganar a la ría más de 351.000 m2. El equivalente a 58 campos de fútbol.

A principios de los años 50 la arena llegaba al centro de la actual avenida del Malecón y, a mediados, un ciclón puso de relieve la necesidad de abrigar la dársena: se prolongó el muelle más de 300 metros, que se sumaban a los 100 construidos años antes. A estas obras siguieron las de unos pequeños adosados laterales.

A finales de los 80 se hizo el relleno que posibilitó abrir una carretera litoral hacia Aguiño, tras ganar a la ría 15.000 metros. A principios de los 90 se acometió la mayor actuación, rellenando más de 300.000 metros para la avenida de As Carolinas y el Club Náutico. Posteriormente se hizo la explanada desde la desaparecida terminal de buses hasta la lonja. El último fue el de la explanada del Náutico (12.100 metros).

Esa décima parroquia virtual es territorio de Portos y de Costas. Y esa ciudad que fue creciendo urbanísticamente gracias al motor portuario, ahora se las ve y se las desea para dar cabida a tanto coche.

Quizá por ello hay quien se cree legitimado para reclamar por unas horas su derecho a aparcar, aunque sea por las bravas, en un territorio que, de hecho, es el gran parquin público gratuito de Ribeira: el puerto.

Cada día estacionan en él de forma más o menos ordenada unos 320 vehículos, aunque 75 de ellos lo hacen de un modo bastante atrevido, aprovechando que la Policía Local no multa en ese ámbito y que Portos sólo suele hacerlo ante casos que entorpecen el tráfico o la actividad (en lo que va de año sólo se pusieron en el puerto 18 multas).

Y es que hay quienes dejan los coches a las puertas de las casetas de los usuarios, en plazas reservadas para camiones, en huecos en los que no hay prohibición expresa o en las rampas, a la sombra de barcos varados. Es decir: en el limbo portuario.

No entra en este cómputo el parquin de la lonja, con más de 300 plazas, reservado a usuarios y cuyo acceso se controla “de vez en cuando”, según los gestores del complejo.

Por cierto: Portos quiso poner orden delimitando plazas (lo que implicó que se eliminasen bastantes que se usaban como tales), pero la situación se repite... y ha empeorado.

En cuanto a los dos viales de la fachada urbana (las avenidas del Malecón y de As Carolinas) hay 370 plazas delimitadas (casi tantas como las que, de facto, existen en el puerto).

Es decir: en la primera línea de la ciudad estacionan a diario casi 700 vehículos, el equivalente a llenar los dos aparcamientos públicos de mayor capacidad (subterráneos y de pago): el del Centenario (300) y el de Plaza de España (320) que, junto a las áreas en superficie y gratuitas de O Monumento (120), Fernández Oujo (30) y Abesadas (una de 186 plazas y otra de 40), suman 996.

En la segunda línea de la fachada urbana (la rúa de Galicia y la avenida de A Coruña) hay otras 178 plazas delimitadas, entre las que destacan las 112, también gratuitas y en superficie, de la explanada del centro comercial Gadis (que además tiene un parquin subterráneo).

Otro dato: en todo el Malecón, sólo tres edificios tienen garajes.

05 may 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.