Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 08 diciembre 2022
15:33
h
La apetitosa carta de temporada de su restaurante dedica unas jornadas al cocido con sopa y filloas rellenas // La cafetería dispone de una propuesta para compartir en familia las tardes de viernes, sábado o domingo // Es lugar ideal para bodas, comuniones o eventos TEXTO V. Furelos

El Pazo de Adrán sabe vestirse con elegancia en el otoño y en invierno

Hay lugares que saben enfrentarse a las distintas estaciones adaptándose con facilidad sin perder su encanto. Es el caso del Pazo de Adrán. Sus jardines con unas elegantísimas terrazas encandilan a su clientela durante la primavera y el verano. Y llegado el otoño, la paleta de colores de ese oasis situado en el municipio de Teo aunque a un paso de Santiago asombra a sus visitantes, que además tienen la oportunidad de disfrutar de un restaurante que modificó su carta y de una cafetería que ofrece una gran variedad de bizcochos, muffins y un delicioso chocolate caliente perfecto para las tardes de los viernes, sábados y domingos en una propuesta que se antoja ideal para compartir en familia en un lugar que rebosa encanto.

El restaurante abre también en viernes, sábado y domingo con una carta renovada en la que destaca el comienzo de la temporada de cocido bajo reserva y que incluye la sopa y unas filloas rellenas para el postre a un precio de treinta euros. Para disfrutar de las elaboraciones de sus fogones el pazo cuenta con varios espacios como un comedor acogedor y cálido; la sala de la lareira ideal para una reunión privada; o el salón bajo cubierta, a los que se suma el porche exterior adaptado como espacio chillout con música suave y en el que se puede disfrutar tanto del aperitivo como de una sobremesa con copa en unos cómodos sofás con una cesta de pequeñas mantas a disposición de los clientes más frioleros.

La carta del Pazo de Adrán demuestra su clara apuesta por productos de temporada con unos precios muy asequibles. Sin ser muy extensa, sabe conjugar lo esencial para llegar a todos los paladares. Destaca en los entrantes su selección de setas de temporada con crujientes de torrezno, que conjuga a la perfección con la ensalada de perdiz escabechada con aliño de frutas del bosque, las zamburiñas braseadas con reducción de cítricos o el pulpo a la parrilla con patata roja y la emulsión de su agua, a lo que se suman el jamón ibérico al corte con tomate triturado y picos de pan, la cuchara calentita del día, o las croquetas artesanas.

Bajo la supervisión del chef Juan Ramón Vidal los platos principales para esta temporada son el bacalao sobre vizcaína ligera con vegetales de temporada, la merluza braseada con crema de guisantes, la costilla de cerdo deshuesada con falso chimichurri, el jarrete de ternera con puré trufado y verduritas o el solomillo de vaca con patata gajo, a lo que añade dos arroces, el negro de choco o el meloso con jarrete de ternera.

Y ya para los más golosos, el volcán de almendra con helado de cítricos, la tarta fundente de queso, la filloa flambeada con reducción de naranja y helado de piña o una selección de helados.

Pero es que el Pazo de Adrán está preparado no solo ya para comidas o cenas románticas, reuniones de trabajo ante un plato o citas de pequeños grupos. Sus instalaciones cuentan con un gran salón de eventos con capacidad para más de 450 personas. Se trata de un espacio polivalente que se puede dividir en tres salas independientes ideales para reuniones de trabajo, eventos de empresa, presentaciones de productos, graduaciones, entregas de premios, cenas de gala, congresos, almuerzos... Su adaptación a las necesidades de sus clientes es infinita.

Pero si en algo destaca es en que se trata de uno de los mejores lugares de toda la comarca para grandes fiestas familiares como bodas, comuniones, cumpleaños o aniversarios amparado además en un equipo comercial muy profesional que dispone de dossieres informativos y una amplia experiencia para asesorar a los clientes. Ceremonias civiles o religiosas, en el interior o en el exterior, montajes para todos los bolsillos, y hasta un taxi inglés a disposición del cliente... Todo son ventajas.

El Pazo de Adrán, cuyo origen se remonta a 1786, es un lugar para visitar. Y todo aquel que lo hace suele repetir independientemente de que sea primavera, verano, otoño o invierno.

21 nov 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Teo
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.