Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 05 julio 2022
00:11
h
Cada mes se recogen 1.450 kilos de aceite usado // El pasado año se depositaron en los contenedores de restos orgánicos 343 toneladas, que se convirtieron en el compost que utilizan setecientas familias del municipio en sus huertas TEXTO M. Boo

En las cocinas de los vecinos de Carballo se aprovecha todo

Las mentalidades cambian con el paso del tiempo porque los ritmos son también distintos. Buena prueba de ello es la forma de tratar la basura. No hace mucho ni existían los contenedores y en la actualidad los hay de varios colores aunque cada uno de ellos tiene asignada una función específica.

Hoy en día el reciclaje tiene un valor especial. Y no se libran de él ni los cartones y papeles, ni el plástico, ni el vidrio, ni siquiera los medicamentos. Pero en esa ecuación no entraban hasta hace bien poco el aceite usado o los restos orgánicos que se producen en la cocina de cualquier familia, lo que son las sobras de la comida.

Carballo siempre impulsó con esmero la cultura del reciclaje, incluso muchas veces dando ejemplo. Fue uno de los municipios pioneros en la instalación del contenedor marrón, en el que se depositan las sobras de la comida. Y también presta un especial cuidado al sistema de recogida de aceite de cocina usado.

Las cifras no dejan lugar a dudas. La media mensual de recogida es de 1.451 kilos. Con estos datos, el propio Ayuntamiento desvela que se evitó la contaminación de más de 19 millones litros de agua y que, una vez transformado ese aceite en biocarburante, el residuo recogido generó un ahorro de emisiones de CO2 de 52,26 toneladas.

En estos momentos la capital de Bergantiños cuenta con 32 puntos de recogida de aceite usado, la mayor parte distribuidos por los distintos barrios del casco urbano. Los más utilizados son los situados en las inmediaciones de los supermercados y del mercado municipal, que superaron en la mayor parte la tonelada, pero también tienen cada vez más uso los de las parroquias. En Artes se recogieron durante el pasado ejercicio 645 kilos, en Berdillo fueron 475, en Sofán 320, en Sísamo se depositaron 255, en Lema los vecinos aportaron 240, Goiáns alcanzó los 125 y Noicela cierra el ranquin con un total de 110 kilos de aceite usado.

Una de las ventajas del sistema de recogida es que los colectores están situados en la vía pública, lo que permite que puedan ser utilizados los 365 días del año las 24 horas del día. La recogida en los nuevos colectores va dirigida a los hogares, ya que para grandes productores existe un servicio específico.

Las familias deben depositar el aceite de cocina usado en botellas de plástico reutilizadas y cerradas. Para facilitar el depósito en las botellas, el Ayuntamiento de Carballo ofrece a los vecinos unos embudos adaptables que pueden solicitarse de forma gratuita hasta fin de existencias en el departamento de Medio Ambiente situado en el consistorio.

El empuje de Carballo en el reciclaje hace que sea pionero en algunas iniciativas, como en la instalación de los contenedores marrones para recoger los residuos orgánicos. En la provincia de A Coruña solo cuentan con esta posibilidad, hasta la fecha, Santa Comba, Cerceda, Arteixo y A Laracha.

Carballo desarrolla el programa Ti tes a chave, que cuenta con la participación de familias y grandes productores que el año pasado depositaron 364.400 kilos de residuos orgánicos en la zona urbana.

Para hacer posible este hecho, fue necesaria la colaboración de más de 1.400 familias y 125 empresas que ya están comprometidas con la gestión sostenible de los residuos orgánicos, y que en las ultimas semanas pudieron comprobar, a través de 480 bolsas de compost repartidas, cual es el aprovechamiento de los bio residuos.

PARA TODOS LOS VECINOS. Todos pueden participar. Los usuarios deben solicitar la llave para abrir los contenedores marrones. Para ello deben acercarse de lunes a viernes, de diez de la mañana a dos de la tarde, al local de Carballo Limpo, en las galerías Desiderio Varela, para recoger un cubo de diez litros de capacidad para facilitar la separación de los restos orgánicos del hogar, tres paquetes de bolsas reciclables que se pueden reponer una vez agotadas y, por supuesto, la llave para poder acceder al colector.

Y los que viven en las parroquias y disponen de un terreno de al menos 50 metros cuadrados pueden participar en el programa de compostaje doméstico y aprovechar directamente el compost para su huerta, como ya están haciendo cerca de 700 familias carballesas.

El Concello le facilita un compostero individual de 390 litros de capacidad, fabricado con materiales reciclados y reciclables, y un aireador. Todo de forma gratuita.

Desde el Ayuntamiento de Carballo se apuesta de forma muy firma por el compostaje con el convencimiento de que es la fórmula más adecuada para la gestión de la denominada quinta fracción de los residuos y se intenta animar a los vecinos a que apuesten por un sistema que contribuye a la reducción de las emisiones de dióxido de carbono, garantice un fertilizante de calidad y reduzca los costes del servicio de recogida de basura ya que la tarifa que se paga a Sogama por el tratamiento de esta quinta fracción es inferior al que se debe abonar por la bolsa negra genérica.

12 ene 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.