Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 20 septiembre 2021
02:00
h

Explotaciones Gallegas da solución a la afección de las aguas de la mina de Touro

La empresa ha presentado un proyecto para construir dos plantas de tratamiento en los regatos Pucheiras y Portapego

Explotaciones Gallegas, empresa industrial gallega que actualmente explota la cantera de áridos en la mina histórica de Touro, ha presentado en la Dirección General de Planificación Energética y Recursos Naturales de la Xunta de Galicia un proyecto para la construcción de dos plantas de tratamiento de aguas en los regatos Pucheiras y Portapego. Estas dos actuaciones supondrán una inversión de 1,3 millones de euros en la comarca.

Para su puesta en marcha, Explotaciones Gallegas ha firmado un convenio de colaboración con Atalaya Mining, socio industrial de Explotaciones Gallegas en la implementación del proyecto industrial-minero de Cobre San Rafael. En virtud de este acuerdo, esta última desarrollará el proyecto aportando la inversión necesaria para la creación de ambas plantas en respuesta a la demanda social de corregir los parámetros de las aguas que quedaban pendientes en la mina histórica de Touro y su recuperación ambiental. De esta manera, “la compañía gallega redobla su apuesta decidida y firme por formar parte del desarrollo industrial sostenible y medioambientalmente responsable de Galicia”, sostienen.

Para la puesta en marcha de ambas infraestructuras, que requieren de la correspondiente autorización administrativa, los promotores darán preferencia a la contratación de firmas y profesionales locales. “Nuestra empresa es parte de la comarca y queremos ser parte de la solución. Esta actuación nos permite completar los esfuerzos de restauración que se llevan realizando en las dos últimas décadas para recuperar una huella minera que, quiero destacar, no hemos generado por nuestra actividad”, considera la directora general de Explotaciones Gallega, Eva Gómez.

“Queremos construir el mejor proyecto industrial-minero de Europa en Galicia, así es mi apuesta como europeo, español y gallego. Por eso, hemos acudido a nuestro Consejo de Administración para dar respuesta a una demanda social intensa en que tenemos que dar solución a los pasivos medioambientales de una mina, cerrada en el año 1986”, afirma a este diario el CEO de Atalaya Mining, Alberto Lavandeira.

COMPROMISO Aunque un informe del CSIC de diciembre de 2020 indica que la mina histórica de Touro no genera contaminación en las aguas del Ulla, Explotaciones Gallegas es consciente de la preocupación que suscitan las aguas excedentes de la mina histórica en la sociedad. Por ello, “y para garantizar su seguridad tanto para sus vecinos como para todos aquellos conectados de un modo u otro con el Río Ulla”, se va a proceder a mejorar, en el momento que administrativamente se le permita, algunos de los parámetros de calidad de las aguas del entorno de la antigua mina que quedaban pendientes de corregir.

En cualquier caso, la compañía considera importante destacar que “el estado de estas aguas es consecuencia de la geología característica de la zona y del estado en el que quedó la mina tourense tras su cierre en 1986, y no de las actuales actividades de Explotaciones Gallegas y sus empresas en la zona”.

Cabe recordar que Explotaciones Gallegas comienza su actividad industrial en 1993 y que ha realizado numerosos esfuerzos para recuperar los terrenos y las aguas de una huella que no ha sido generada por la compañía. En estos trabajos han intervenido, durante las últimas décadas, equipos de investigación de la Universidade de Santiago de Compostela en una colaboración estable y premiada además a nivel internacional por su innovación, sobre todo, en la recuperación de suelos ácidos.

04 ago 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.