Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 30 noviembre 2021
09:29
h

Incidente en Muros debido al ‘overbooking’ en la zona delimitada para la pesca

Un pescador se apartó del espacio para guardar las distancias // Asegura que no llegó a lanzar, pero casi se lleva una multa

Desde que entró en vigor, a principios del mes de agosto, el nuevo reglamento que regula la pesca recreativa en los muelles de la Comunidad, muchos gallegos apasionados de esta actividad se han quejado por todos los condicionantes que recoge la normativa de Portos de Galicia.

Unos requerimientos que en ciertos puertos, como el de Muros, han sido el detonante de situaciones incómodas para algunos de los pescadores de tierra. Uno de ellos, Darío Camino Villaverde, quien asegura que la resolución de la Administración “estanos a poñer todo súper compricado porque designáronnos a peor zona que hai no porto para a pesca, na que apenas hai luz”. Además, protesta por la limitación del espacio en el que está permitida esta práctica y por la condición de dejar cinco metros entre cada pescador, “pois isto fai que entremos moi pouca xente”.

El pasado sábado, este vecino de Santiago que maneja la caña desde que era un niño, se decantó por una jornada de pesca. “Facía moito tempo que non ía e achegueime a Muros”, cuenta Camino, quien indica que como había gente en el área delimitada para tal fin “collín a cadeira e senteime nun sitio que vin xusto detrás da zona habilitada, e pousei a cana”.

Suficiente, según relata, para que en poco tiempo se personaran dos patrullas de la Guardia Civil en el lugar. “Eu entón collín a cana, que aínda non a lanzara, e pouseina ao lado do coche”. Sin embargo, la Benemérita le recriminó que estaba pescando donde no está permitido.

El afectado aclara que les comentó “que xa sabía que non podía lanzar alí pero si temos que estar a 5 metros uns dos outros e temos 20 metros... o que fas nestes tempos de coronavirus é apartarte da xente; decidín separarme, pero aínda non pescara”.

Era su palabra contra la del guardia que, asegura, se dirigió a él amenazándole con “retirarme a licenza, o seguro e sancionándome. A min si só hai unha zona habilitada para pescar paréceme ben, pero se nos multan aos pescadores por estar alí, por outro lado terían que multar á xente que entra ao porto a pasear porque non está permitida a entrada a persoas alleas”.

Darío Camino lamenta la situación vivida. “Considero que non lle fas mal a ninguén. Non me parece normal nin a súa actitude, tratándonos coma se fósemos auténticos delincuentes, nin a lei”.

Finalmente, se vio obligado a abandonar el muelle. “Eu vou pescar e deixo beneficios nos negocios de Muros. Vou alí a pasar un bo rato, non a facer mal”, concluyó.

13 oct 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.