Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 29 enero 2023
11:43
h
Incluyó este año como recomendados el Terra, de Ortoño; Landua, de Mazaricos; Material, de Malpica, y Lonxa d’Alvaro, de Muxía // Entre los más asequibles se suman a la lista el Villa de Oro, de Camariñas, y Pementa Rosa, de Carballo TEXTO Víctor Furelos

La Guía Michelin tiene espacio para restaurantes más modestos

Un total de 96 restaurantes gallegos tienen alguna mención en la prestigiosa Guía Michelin que se acaba de presentar en Toledo. Pero no todos lucirán alguna estrella.

Es cierto que en esta ocasión los inspectores fueron generosos con nuestra comunidad, ya que concedieron dos estrellas al restaurante Pepe Vieira, que dirige Xosé Torres Cannas en Sanxenxo, honor que sólo tenía hasta la fecha el grovense Culler de Pau, de Javier Olleros.

Además, el padronés asador O Pazo, de los hermanos Manuel y Óscar Vidal, consiguió su primera estrella, sumándose así a la lista que conforman el Retiro da Costiña, de Manuel Costiña, en Santa Comba; As Garzas, de Caco Agrasar, en Malpica; Casa Marcelo, de Marcelo Tejedor, en Santiago de Compostela; A Tafona, de Lucía Freitas, en Santiago; Árbora da Veira, de Luis Veira, en A Coruña; Yayo Daporta, de Yayo Daporta, en Cambados; Eirado, de Iñaki Bretal –muy vinculado a Ribeira–, en Pontevedra; Casa Solla, de Pepe Solla, en Poio; Maruja Limón, de Rafa Centeno, en Vigo; Nova, de Julio Sotomayor y Daniel Guzmán, en Ourense; Miguel González, de Miguel González, en Pereiro de Aguiar; Silabario, de Alberto González, en Vigo; y, otra novedad este año, el ourensano Ceibe, con Xosé Magalhaes y Lydia del Olmo al frente.

Pero a esta iluminada lista de restaurantes con una grandísima calidad hay que sumar el apartado de establecimientos recomendados, que en la comarca creció con la incorporación del Terra, que dirige Óscar Fernández a apenas unos metros de la iglesia de Ortoño, en el municipio de Ames. Para él fue una agradable sorpresa, como reconoce al confesar que “me siento contento y sorprendido a la vez por haber conseguido este reconocimiento tan importante que nos empuja a adquirir esta nueva responsabilidad con ganas de seguir trabajando y mejorando”. “Sólo tengo palabras de agradecimiento para todo mi equipo, porque sin ellos no hubiera sido posible, y para los clientes y proveedores. A nivel personal estoy superorgulloso de haber creado un proyecto gastronómico en Ortoño, una tierra (de ahí el nombre del local) que me vio crecer”, añade.

Otras de las novedades son el Landua, de Mazaricos, que trabaja con un menú-degustación; el Lonxa d´Alvaro, de Muxía, donde destacan los pescados; y el Material, de Malpica, donde destaca su parrilla.

Siguen recomendados el Río Sil, de Carballo; el Ríos de O Freixo (Outes); los lalinenses Cabanas, Asturiano y La Molinera; el Mar Viva de Corcubión; y los fisterranos Tira do Cordel, O Semáforo y O Fragón. Y hay que lamentar que se cayó de la Guía Michelin el Mar de Ardora, de Ponteceso.

Como dato a señalar, la Guía Michelin no contempla en esta ocasión el Nito, de Viveiro, por lo que los dos restaurantes gallegos más antiguos en la guía son el Casa Solla y el santiagués Don Quijote del xalleiro Manuel García, que lleva ya 42 años consecutivos.

Y, en el apartado de Bib Gourmand, aquellos en los que se puede comer por 35 euros o menos (sin bebida) también hay novedades positivas, ya que aparecen por primera vez el Villa de Oro, de Camariñas, y el Pementa Rosa, de Carballo, que se suman así a La Tavernetta da Ponte, de la localidad camariñana de Ponte do Porto; Villa Verde, de Ponte Ulla, en Vedra; el Muíño de Esteiro, en Muros; el Casa Barqueiro de los hermanos Rogelio y Fran Rial, en Negreira; O Balado, de Boqueixón, que luce además la Estrella Verde; y el melidense O tobo do lobo, que regresa a las páginas de la citada guía después de un año de ausencia.

28 nov 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.